pan-comer-gourmet


Naturarla

Si hay algo que enloquece a los amantes de la buena mesa es un pan recién horneado. Después de décadas de desprestigio, el consumo de este producto se ha ‘gourmetizado’. Os contamos cinco razones para apuntarse a la moda del pan. 

1 Alimento indispensable

El consumo diario de pan es saludable, siempre y cuando se mantenga una dieta equilibrada. Aunque es un alimento que nos aporta energía, no engorda. El aumento de peso va más ligado a lo que metemos dentro del pan. Además de los hidratos de carbono, es rico en fibra, vitamina B y minerales.

2 Propuestas artesanales

En la elección debe primar la materia prima y su proceso de elaboración en detrimento de los productos congelados o industriales. ¡Cuidado con los que venden pan artesano y no cumplen su promesa!

3 Una invitación a los sentidos

Un pan simple y bueno se reconoce por el gusto y el olfato. Tiene que saber a cereales con matices ácidos y lácticos. Además del olor inconfundible, miga húmeda y corteza crujiente. El pan artesanal se come frío y reposado.

4 Para todos los gustos

Pan de trigo, centeno, cebada, avena, soja, maíz… Podemos elegir según el tipo de cereal utilizado, también optar por la técnica o los ingredientes que algunos panaderos añaden.

5 Despierta los recuerdos

La tradicional mezcla de harina, levadura, agua y sal tiene la capacidad de despertar los recuerdos, ¿quién no asocia el cuscurro de pan con la niñez?

Disfrutemos de los olores, sabores, texturas e ingredientes del pan. ¡Es hora de recuperar las buenas costumbres!

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.