Actualmente en nuestra sociedad se pueden tirar hasta el 40% de alimentos en buenas condiciones a la basura, tanto en los hogares como en supermercados o restaurantes.

Según el film Taste of Waste más de la mitad de los alimentos van a la basura, gran parte de ellos, en el camino de la granja a la tienda antes de que lleguen a parar a nuestra casa.

Para reducir este despilfarro os proponemos 9 consejos:

  1. Planificar el menú y la cantidad exacta de alimentos que necesitarás.
  2. Reducir: Cuando tengas invitados en casa utiliza trucos sencillos como utensilios de servir o platos más pequeños para reducir la cantidad de comida tirada. ¡Los invitados siempre pueden repetir! y la comida no servida se puede servir en otras comidas.
  3. “Self-service”: Lo invitados podrás escoger la cantidad que quieran comer y también reducirá las sobras.
  4. Guarda las sobras de forma segura. Si almacenas las sobras de forma segura se podrás aprovechar en el futuro.
  5. Composta las sobras de comida: En lugar de tirar las pelas vegetales, cáscaras de huevo… Considera el compostaje. Son fáciles y baratos y proporcionan calidad para los suelos de los jardines.
  6. Crea nuevos platos: Echa un vistazo a Love Food Hate Wate donde encontrarás recetas creativas para las sobras de tus platos.
  7. Dona el exceso: Los bancos de alimentos y los refugios reciben donaciones de alimentos enlatados y secos con mucho gusto.
  8. Haz regalos con conciencia: Cuando regales comida evita los productos perecederos. Varias Organizaciones sin ánimo de lucro trabajan con agricultores y productores de áreas deprimidas para asegurar un comercio justo.
  9. Evita embalajes superfluos para los regalos: Ya sean en comida o en objetos nos pegamos minutos intentando desenvolver el regalo hasta que llegamos descubrir lo que es. Busca alternativas de mínimo residuo.