cuki2-blog


Naturarla

Si preguntamos a la gente qué insecto les provoca mayor rechazo, seguramente casi todo el mundo respondería que las cucarachas. Desde luego ninguno queremos que estos insectos, sobre los que hay muchos dichos –como que sobrevivirían a una radiación nuclear-, habiten en nuestra casa. Así que vamos a ver qué podemos hacer para prevenir su presencia o eliminarla, en caso de que ya estén entre nosotros.

En primer lugar, deberemos conocer un poco cómo actúan las cucarachas. Seguro que te has dado cuenta de que, con la llegada del buen tiempo su presencia se acentúa, ya que prefieren el calor. Además, estos insectos salen de sus escondites –principalmente grietas y ranuras- sobre todo en la oscuridad, permaneciendo la mayor parte del día escondidos. Son unos animales muy resistentes (¡pueden vivir una semana sin cabeza!), que se multiplican rápidamente y que comen cualquier cosa de origen orgánico. De hecho, el principal motivo por el que salen de sus guaridas es para buscar alimentos. Otros lugares que eligen para vivir son las tuberías, porque también les gusta la humedad, o los espacios que hay debajo y detrás de los electrodomésticos, porque ahí pueden encontrar comida, humedad y calor.

Además, las cucarachas son portadoras de un gran número de bacterias, como la salmonella, que produce trastornos intestinales. También son una de las fuentes principales de alergias en niños.

Prevenir la aparición de las cucarachas

Para prevenir, en la medida de la posible, la aparición de las cucarachas o evitar su rápida propagación, lo más importante es extremar la limpieza. Como ya hemos dicho, son animales que comen, literalmente, de todo, por lo que es muy importante que por la noche –cuando suelen aprovechar para salir- no encuentren comida.

Debemos mantener todas las habitaciones, pero especialmente la cocina, bien limpias: barrer después de comer, o pasar el aspirador, y fregar el suelo. No acumular los platos en el fregadero, especialmente por la noche. Las bolsas de basura deben estar bien cerradas y, si es posible, es mejor depositarlas en los correspondientes contenedores cada noche. También hay que cuidar la limpieza de sótanos y trasteros, ya que suelen ser lugares en los que aparecen cucarachas por sus condiciones de oscuridad y humedad.

En cuanto a la comida que tengamos en la cocina, no debe estar accesible para esos insectos: es conveniente guardarla dentro de la nevera o en recipientes o envases bien cerrados, a los que no pueden acceder. Siguiendo esta regla, tampoco hay que dejar comida de nuestras mascotas durante la noche.

Además, ya que les gusta residir en grietas y ranuras, es recomendable sellar todas las que encontremos para que no puedan anidar en ellas. Y también reparar los grifos que gotean o las fugas de las tuberías, para que no aparezcan al reclamo de la humedad.

Acabar con una plaga de cucarachas

Mucha gente opta por sprays o trampas químicas para acabar con estos insectos, pero también podemos intentar acabar con ellos con productos menos tóxicos y que seguramente tendremos en nuestra casa o a los que podemos acceder de una forma sencilla.

Bicarbonato sódico: mezcla en igual proporción azúcar y bicarbonato sódico y colócalo, sobre un papel o un trozo de cartón, en los lugares en los que has visto aparecer las cucarachas (por ejemplo, debajo de los muebles de la cocina o detrás de la nevera).

Laurel: las cucarachas odian su olor. Puedes colocar las hojas, enteras o en trozos, en los lugares por los que acceden a tu casa.

Limpieza: además de mantener la casa limpia, puedes añadir amoniaco al agua que utilizas para limpiar el suelo. Igualmente puedes verter agua hirviendo por los desagües para eliminar nidos.

Trampas caseras: coloca pegamento sobre un cartón o papel y pon azúcar sobre el pegamento. Las cucarachas acudirán al olor del azúcar y se quedarán pegadas. Hazlo en las horas en que sabes que salen de sus escondites, para que el pegamento no pierda eficacia.

Ácido bórico: de todos los remedios, seguramente éste no lo tendrás por casa. Se compra en farmacias, pero debes tener cuidado con él, porque es tóxico. Por ello, no hay que colocarlo en lugares a los que puedan acceder niños o mascotas. Para acabar con las cucarachas podemos mezclar el ácido bórico con azúcar y disponerlo en lugares donde sabemos que aparecen. También puede hacerse una pasta mezclando el ácido con azúcar y algún líquido, y hacer bolitas con esta pasta, que también se colocarán en los lugares donde aparecen estos insectos.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.