lana bolas


Cuando llega el invierno nos apetece rodearnos de prendas abrigadas y suaves. Las prendas de lana cumplen esos requisitos cuando las compramos pero, con el paso del tiempo y los lavados, se van deteriorando; empiezan a salir bolitas que le dan un aspecto poco agradable a la prenda. Este mes, en nuestra sección de remedios caseros aprenderemos a dar más vida a los jerseys.

La calidad, el mejor punto de partida: Aunque la lana siempre tenga tendencia a las bolas, habrás notado la diferencia entre unas prendas y otras. Nuestro consejo es que optes por prendas atemporales y de calidad, que te durarán varios años. A nadie le gusta que su prenda favorita envejezca en una sola temporada pero, además, como consumidores responsables, debemos entender que renovar el armario todos los años es un abuso a los recursos naturales.

El cuidado: Lo más efectivo contra las bolas es evitar que salgan y, aunque parezca inevitable, siempre se puede minimizar. Trata de guardar tus jerseys de lana en el armario, donde sufran el menor rozamiento posible, lávalos a mano con suavizante y sécalos en posición horizontal, sin escurrir.

Truco sencillo y cómodo: Usa una cuchilla de afeitar de usar y tirar para eliminar las bolas que hayan salido. Debes hacerlo con cuidado y siempre en el sentido de la fibra. Este truco nos servirá para darle una nueva vida a un jersey que ya está lleno de bolitas, podremos hacer 2-3 veces pero todo tiene un desgaste y al final habrá que comprar una prenda nueva. También puedes emplear máquinas quitabolas que funcionan a pilas, las puedes adquirir en cualquier ferretería. Son algo más prácticas de usar pero probablemente el jersey sufra algo más.

Las bolitas blancas, los pelos y otros efectos poco estéticos: Las prendas de lana y en general la mayoría de prendas de invierno tienen mucha tendencia a acumular pequeñas suciedades pegadas que le dan mal aspecto, para evitarlo puedes emplear este truco habitual en televisión: pega cinta de embalar a un cepillo o cualquier utensilio con mango, luego pasa el cepillo por la ropa en pequeños golpecillos, de forma que todas esas cositas que sobran se queden pegadas a la cinta.

El mito del congelador: En muchos foros de internet encontraréis a personas recomendando introducir el jersey dentro del congelador y evitar así las bolas. Este sistema no evita las bolas de los jerseys, aunque en caso de lanas fuertes sí puede hacer que la lana pique un poco menos, debido a la alteración de las fibras.

Combinando todos estos trucos seguro que sabrás cómo disfrutar de tus prendas por mucho más tiempo. Desde Naturarla te deseamos un bueno invierno ¡y sin bolas en las mangas!

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.