remedios naturales insomnio


En alguna ocasión ya hemos hablado del triptófano, la directa relación que tiene sobre los niveles de serotonina en el cerebro y lo que ello supone: los alimentos que contienen este aminoácido ayudan frente a problemas de nerviosismo, depresión, insomnio, dolor, obesidad… Hoy le queremos dar una utilidad práctica a ese conocimiento para solucionar un problema que todos hemos sufrido alguna vez: el insomnio.

La hora en la que consumimos los alimentos
Muchas veces cometemos el error de separar los alimentos entre “buenos” y “malos”, cuando la realidad es que hay factores mucho más importantes, como la dosis en que comemos algo, la combinación de alimentos que hacemos, los factores de salud de cada uno y, el tema que hoy nos ocupa, la hora del día en que consumimos algo. En un antiguo post ya vimos que no todos los alimentos afectan igual al cerebro y por lo tanto conocer los efectos de cada alimentos nos permite prepararnos para distintas actividades. Hoy hilamos algo más fino e introducimos algunos conceptos de lo que llamamos “crononutrición”. La Crononutrición es la disciplina que se encarga de analizar cómo afectan determinados nutrientes a nuestros ritmos biológicos, en especial al ritmo sueño/vigilia. Uno de los principales frentes de investigación en crononutrición es la lucha contra el insomnio, especialmente en personas de edad avanzada.

Alimentos a evitar por la noche
Si tienes problemas de sueño evita consumir por la noche frutas ricas en vitamina C, como la naranja o el kiwi. Las carnes rojas y los embutidos tampoco son aconsejables, ya que son ricos en tiroxina, un aminoácido precursor de las catelocaminas y dopaminas que, según afirman los expertos, son las que nos hacen estar despiertos. Y, aunque parezca obvio, evita todo tipo de bebidas excitante: café, té, refrescos de cola…

Alimentos ideales para la noche
Todos los alimentos que aportan triptófano te ayudarán a alcanzar el estado mental ideal para conciliar el sueño: plátanos, cerezas, frutos rojos, cereales, frutos secos, productos lácteos, tomate, lechuga, pescado… Incluir estos alimentos en la cena puede ser beneficioso si estás sufriendo una temporada de dormir mal. Otro aspecto a tener en cuenta en nuestro menú nocturno es que la cena debe ser ligera: los azúcares, los hidratos de carbono o el exceso de grasas aportarán una energía que no necesitamos por la noche.

Si te levantas a media noche
Después de 2 horas de intentar cerrar los ojos pierdes la paciencia y te levantas en busca de una solución. De entrada podemos decirte que cualquier medicamento que tomes para solucionar el problema a corto plazo, lo agravará a largo plazo así que ¿cómo salir del paso? Según Carmen Barriga, especialista en crononutrición, la mejor ayuda para conciliar el sueño es un vaso de leche caliente con azúcar y galletas. Tanto los cereales como la leche son ricos en triptófano y las bebidas calientes siempre nos ayudan a sentirnos más relajados, por lo que esta combinación es ideal para la ocasión.

La higiene de sueño como mejor arma
Cuando hablamos de alimentos que nos ayudan con el insomnio no estamos hablando de somníferos, ya que nada en la medicina natural funciona así. Si lo que quieres es dormir como un bebé todas las noches deberás, además de cuidar tu menú durante la cena, seguir ciertas pautas, como acostarte y levantarte cada día a la misma hora, apagar el ordenador una hora antes de acostarte y establecer una rutina previa a meterte en la cama. El cuerpo agradece la rutina y es, sin duda, la cura más natural y eficaz contra el insomnio.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.