gases-

Seguramente todos, en alguna ocasión, hemos tenido gases. ¿Por qué se producen? Las causas pueden ser variadas, pero están casi siempre relacionadas con nuestra forma de comer y con lo que comemos. Algunos alimentos –como las legumbres o las verduras de la familia de la col-, masticar chicle o tomar bebidas con gas pueden facilitar la aparición de estas molestias. Pero también pueden estar causados por comer de manera muy rápida y sin masticar correctamente, por comer en exceso, por la ingestión de alimentos lentos de digerir, por estar atravesando un período de ansiedad y/o estrés o por sufrir estreñimiento (si es tu caso, puedes consultar algunos remedios naturales contra el estreñimiento).

Además, hay gente que sufre sus consecuencias –dolor abdominal, hinchazón o retortijones, entre otras- con mayor frecuencia. Si es tu caso, es recomendable consultar con un especialista para descartar causas como intolerancia a la lactosa o alguna enfermedad.

Como en la mayoría de los casos los gases aparecen por nuestra forma de comer, podemos seguir unos sencillos consejos para evitar su aparición o aliviar las molestias que producen:

En la mesa

Al comer deprisa es más fácil ingerir aire que se puede convertir en gases. Por ello, debemos ser conscientes del tiempo que pasamos en la mesa. Cada comida requiere su tiempo, hay que comer con calma y masticar bien los alimentos. Recordemos que la digestión comienza en la boca y si masticamos bien los alimentos estamos facilitando el trabajo al resto del aparato digestivo.

En la cocina

A la hora de elaborar nuestra comida, podemos tener en cuenta una serie de recomendaciones y de alimentos que nos ayudan a eliminar los gases y a aliviar las molestias que producen.

– En primer, si hemos comprobado que algún alimento nos produce gases, debemos limitar su consumo al máximo. En caso de tener una intolerancia alimentario, hay que eliminar ese alimento de la dieta.

– Utilizar especias y hierbas carnitivas al preparar la comida, especialmente al cocinar los alimentos que producen más gases, como las legumbres o algunas verduras. Hinojo, cilantro, comino, anís verde y estrellado, clavo, tomillo, canela, menta y albahaca son algunas de las opciones que, además de ayudarnos a elaborar platos más sabrosos, nos ayudan también a luchar contra los gases.

– La piña y el yogur son dos buenas alternativas como postres.

– Podemos finalizar las comidas con una infusión digestiva: es especialmente útil la mezcla de manzanilla con anís estrellado, pero también se pueden tomar por separado o añadir otras hierbas como menta.

Realizar ejercicio y relajarse: dar un paseo después de comer puede ayudar a la realización de la digestión. Si estamos atravesando por un período de estrés o ansiedad, actividades como el yoga o practicar la meditación pueden ser de gran ayuda para vivir con una mayor tranquilidad.

Otras ayudas: para aliviar las molestias producidas por los gases es útil colocar encima del vientre una bolsa con agua caliente. También ayuda darnos un automasaje en la zona abdominal en el sentido de las agujas del reloj. Y al tumbarnos, hacerlo preferiblemente en posición fetal.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.