after sun casero

En esta época del año las actividades favoritas se realizan al aire libre y casi siempre bajo un sol de justicia. Se trata de tres meses en los que tradicionalmente castigamos nuestra piel exponiéndola a los agresivos rayos del sol veraniego. Irónicamente, el mayor peligro del verano… es el sol. Lo principal ante los peligros del sol es conocer sus riesgos y como prevenirlos, aunque, más allá de la alimentación adecuada, de la hidratación, de la protección solar y de todas nuestras precauciones, el sol siempre terminará haciendo estragos en nuestra piel y una loción para después del sol o “after sun” será necesaria para devolver a la piel su frescor y lozanía, si es posible a diario. Hoy en nuestro apartado de remedios naturales aprenderemos a hacer nuestra propia crema after sun con aloe vera y pepino.

¿Para que sirve la loción “after sun”?
Ante todo queremos responder a esta pregunta, porque existen falsas creencias de todo tipo: algunas personas creen que estas cremas deben usarse cuando hemos olvidado el protector solar y, después de un día en la playa sin protección, volvemos a casa con la piel en carne viva. Otras creen que estas cremas no se diferencian de cualquier otro cosmético y que cualquier crema hidratante puede hacer su función. Nada de todo eso: el uso correcto de una crema after sun es sobre la piel sana, después de haber estado expuesta al sol. Cualquier exposición al sol, aunque sea con protección y de forma moderada, reseca la piel y la “agrede” de algún modo. Las cremas after sun contienen en su fórmula principios activos destinados a regenerar la piel tras estas agresiones, calmarla, refrescarla e hidratarla. En pocas palabras: la crema after sun que todos usamos para “reparar desgracias”, en realidad sirve para llevar un cuidado continuo de la piel y evitar su envejecimiento prematuro a causa del sol.

Ventajas de una after sun casera
La cosmética natural está en auge y es normal porque ofrece enormes ventajas frente a la cosmética tradicional: por un lado está la creciente conciencia ecológica que vamos adoptando que nos hace ser más responsables con nuestro consumo y por otro cada vez es más sabido que son los ingredientes de origen natural los que realmente son capaces de aportar las mejores virtudes a nuestro cuerpo y, en este caso, a nuestra piel. Sin embargo existe una creciente desconfianza a estos nueva cosmética “natural”, ya que en muchos casos se trata de cremas convencionales a las que se ha añadido algún ingrediente natural cuya presencia es amplia en la etiqueta pero discreta en la receta. Existen, por supuesto, algunas marcas que son fieles a sus principios y emplean únicamente ingredientes naturales, aunque en ese caso la desventaja es otra: la vida de los productos, a falta de conservantes, se acorta demasiado.

Seamos prácticos: Si una crema contiene aloe vera y manteca de karité, lo que está devolviendo la hidratación a tu piel es la manteca y el aloe vera está ayudando a bajar la inflamación y regenerar la piel. Entonces, ¿por qué no usar esos mismos productos en estado puro y dejar de perder el tiempo leyendo etiquetas y comparando precios?

Receta de loción after-sun casera con aloe vera y pepino
El pepino, el aceite esencial de lavanda, la caléndula, el yogur, el te verde, la piel de patata… existen cantidad de productos económicos y que cualquiera puede tener en casa que nos pueden servir para fabricar una loción casera para después del sol. Entre las múltiples recetas posibles, nosotros hemos elegido una de las más sencillas: basta con mezclar el zumo de un pepino con 1/4 de taza de glicerina y un 1/4 de taza de gel de aloe vera.

after sun aloeLa glicerina la podéis comprar en cualquier droguería o a menudo incluso en pastelerías. El gel de aloe vera se puede comprar también envasado, aunque siempre es mejor extraerlo de la planta. La planta del aloe vera es bonita y fácil de cuidar y sacar el gel resulta bastante sencillo: sólo hay que cortar una hoja, abrirla longitudinalmente y, con la ayuda de una cuchara, extraer todo el gel de su interior. Si todavía no tienes una planta de aloe vera en tu ventana, desde Naturarla te animamos a que hagas algo al respecto, ya que es una de las plantas medicinales más polifacéticas y sus aplicaciones en belleza y en salud son múltiples.

La loción resultante se puede guardar en un frasco en la nevera y aplicarla fría al volver a casa después de estar expuestos al sol. Una buena idea puede ser extenderse el producto y relajarnos unos minutos mientras tomamos un zumo de zanahoria. Por dentro y por fuera estaremos echándole una mano a nuestra piel para protegerse de los agresivos rayos del sol.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.