22jun_mosquitos


Llega el verano y con él unos molestos bichitos que interrumpen nuestro sueño y, literalmente, nos chupan la sangre: los mosquitos. Bebés y niños son los más afectados por estos visitantes nocturnos y por eso es importante que los remedios que empleemos sean naturales y sanos. Hoy te hablamos de un repelente natural, sano y económico: el limón.

Limón y clavo contra los mosquitos

Muchos de los remedios caseros para ahuyentar mosquitos  parten de la aversión que estos tienen al limón. Existen velas de limón, remedios de citronella, té con limón… El repelente que hemos elegido en Naturarla también contiene limón y es muy sencillo de preparar. Sólo necesitas un limón, clavo en especia y un cuchillo.

Es tan sencillo como cortar el limón en dos partes e introducir los clavos en la pulpa del limón, de modo que las cabezas queden hacia arriba. Puedes poner una de las mitades en el dormitorio y otra en el pasillo o la habitación anexa al dormitorio. El remedio será efectivo un par de semanas y cuando deje de oler… sólo necesitarás otro limón.

Otros remedios

Si vives en una zona con muchos mosquitos es posible que tengas que acompañar ese método con otros. Controlar la ventana, por ejemplo, es esencial. Lo ideal es que la ventana tenga mosquiteras y así poder abrirla para que pase el aire, y no los mosquitos. También son útiles las plantas aromáticas en la ventana, como la albahaca o la menta o un ramillete de espliego. Otra opción para que los mosquitos no se nos acerquen es llenar un vaporizador de té con limón y rociarte con él, esta opción es muy buena si vas de cámping, por ejemplo.

El remedio natural, siempre más seguro y económico. Si os funciona o no, ¡esperaremos a que nos lo contéis! ¡Felices noches de verano!

5 Comentarios
    • Natalia Berger

      ¡Muchas gracias Claudia! Saber que os gusta lo que hacemos es el mejor regalo en este jueves de junio. Esperamos seguir viéndote por aquí.
      ¡Que tengas buen verano!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.