Remedios contra las ojeras

¿Otra vez has tenido una noche eterna sin pegar ojo? ¿Insomnio? ¿Pesadillas? ¿Estrés acumulado? La causa más frecuente de las ojeras es la falta de flujo sanguíneo en la zona. Si las ojeras van acompañadas de bolsas es que estamos reteniendo líquidos de forma temporal y a veces permanente. También pueden aparecer también por desarreglos menstruales, mal funcionamiento del riñón o falta de vitaminas y minerales en nuestro organismo. Te aconsejamos algunos remedios sencillos y a tu alcance para atenuar las ojeras.

Remedios para las ojeras

Agua fría

¡Más sencillo imposible! Moja un algodón con agua muy fría y aplícalo encima de la zona de las ojeras durante 5 minutos. Disminuirá su oscuridad.

Bolsas de infusión de manzanilla

Introduce dos bolsas de infusión de manzanilla en media taza de agua caliente. De forma que se humedezcan, pero que no pierdan toda su concentración. Luego, pon las bolsas de té sobre algodones y estos últimos en la zona de las ojeras. Deja que actúen durante 10 minutos. Y luego lava tu rostro con agua fría. Puedes usar este tratamiento de forma preventiva y también para eliminarlas las ojeras una vez aparecen.

Cucharas frías

Es un viejo remedio y que practicaban nuestras abuelas. Coloca dos cucharas en el congelador durante 24 horas. Cuando están bien frías, las pones sobre las ojeras y balanceas las cucharas. Esta ligera presión dinamiza la circulación y el frío reduce la inflamación.

Rodajas de pepinos crudos

Tan fácil como colocar dos rodajas de pepino sobre las ojeras y dejarlos actuar por 10 minutos. Mejor si pones rodajas de un pepino frío que hayas extraído del refrigerador. Después debes lavar tu rostro. Repite este tratamiento siempre que amanezcas con ojeras o tengas la vista cansada.

Leche fría

Remoja dos algodones en leche muy fría. Luego ponlos debajo de los ojos por unos 10 minutos. Las proteínas de la leche le devolverán lozanía y claridad a tu contorno de ojos.

Y además de los remedios, la clave está en la prevención. Te contamos como hacerlo…

Descansa: una siesta te ayudará

La falta de descanso es precursor de las ojeras. Durante la noche ocurre la mayor renovación en los tejidos y los ojos son unos de los primeros puntos en mostrar los síntomas de fatiga. Si te lo puedes permitir, roba cada día al menos 30 minutos para hacer una pequeña siesta. Esto influirá en tus ojeras, en tu humor y en tu salud integral.

Masajes delicados

Los masajes en la zona incrementan el flujo sanguíneo, reducen la inflamación y atenúan la coloración oscura tan característica de las ojeras. Para el masaje puedes ponerte ante el espejo, untar tus dedos en alguna crema de contorno de ojos y hacer delicados toques en dirección hacia las orejas, del lagrimal hacia fuera. Apenas cinco minutos de masajes cada día, pueden marcar una gran diferencia.

También puedes buscar la ayuda de un profesional que te ofrezca drenaje linfático. Es una técnica no invasiva para evitar la retención de líquidos.

Elimina toxinas

El café, el alcohol y el tabaco contribuyen a la aparición de ojeras. El tabaco roba oxígeno al organismo y el café, alcohol favorecen la deshidratación. Reducir su ingesta o exposición contribuirá a reducir las ojeras y a evitar su aparición.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.