Los colores de la comida


Naturarla

¿Qué comiste ayer? ; )

En cada cultura se interpretan los colores de una forma diferente. En España podríamos sintetizar su significado cultural de la siguiente forma:

Rojo: Pasión y vitalidad. El rojo nos predispone a la acción, al dinamismo y aumenta nuestra fuerza.

Blanco: Transmite paz y armonía.

Negro: Genera misterio y miedo.

Azul claro: Es un color preferido por muchos pues ofrece estabilidad, calma, equilibrio y sensación de amplitud.

Rosa: Es gentil y delicado. Nos relaja y hace ver como indefensos.

Verde: Es el color que representa la Naturaleza. Transmite esperanza, renovación y juventud.

Amarillo: Por un lado da vitalidad, alegría y calor en tanto se relaciona con el sol; pero, al mismo tiempo es culturalmente interpretado como tristeza, cobardía y egocentrismo.

Naranja: Es un color que aporta calidez, nos incita a ser amigables y locuaces.

Marrón: Representa la madurez y la fecundidad de la tierra.

Violeta: Se asocia a la femineidad, con cierto aire de sofisticación.

Púrpura: Realeza, hidalguía, lujo y también espiritualidad.

Mood Food

Ahora bien, ¿qué tienen que ver estos colores con los alimentos? En primer lugar, los colores de los alimentos (a menos que existan tintes químicos) generalmente nos dan indicios de su composición. Cada sustancia presente en ellos, como es de esperar, tiene un efecto en nuestro organismo cuando la ingerimos.

El movimiento Mood Food o Cocina de la felicidad se ha popularizado en España gracias al nutricionista Miguel Ángel Almodóvar. Sus defensores sostienen que hay alimentos que contribuyen al bienestar general y al buen humor. Los alimentos modifican la complejidad química en el organismo aportándonos vitalidad, cambiando nuestros estados de ánimo, la capacidad de concentración, la sensibilidad, la fuerza motora…

Lo ideal es buscar el equilibrio con una dieta lo más diversa posible en colores y sabores (dulce, amargo, ácido, salado y picante). Las frutas y verduras con colores vivos nos abren el apetito y generalmente contienen más nutrientes y antioxidantes que si se ven pálidas u oscuras. ¿En busca de la felicidad en la comida? ¿Cómo puedes aprovechar la influencia de los alimentos para modificar tu estado de ánimo a conveniencia? Pues muy fácil, estos son algunos consejos básicos:

Para estimular la pasión

Tenemos que recurrir a frutas y verduras de color rojo y naranjas. Si quieres recetas que provoquen pasión, incluye en tus recetas fresas, frambuesas, cerezas, uvas, arándanos y zanahorias de intensos naranjas, pimientos rojos y calabazas. Si las puedes adquirir de cultivo ecológico, mucho mejor.

Para ponerte de buen humor

Apelamos al chocolate, los plátanos y las nueces. Tres alimentos básicos para hacernos felices. Consúmelos con moderación, sin cargos de conciencia ni preocupación de si te engordan. El chocolate y el plátano activan la serotonina que es un mensajero del placer. Y las nueces, por su parte, contienen omega-3 que es un estabilizante del humor.

Para más energía y vitalidad

En esos días en que vas arrastrando los pies, te recomendamos un zumo con jengibre, jalea real, zanahorias y zumo de naranja natural. Ya verás… Nada te detendrá después de una bebida tan nutritiva y saludable. Elige bebidas saludables para cada momento del día

Un aspecto importante con relación a la comida y su capacidad de hacernos más felices. El cuidado y amor que pones en su elaboración, el ambiente en que comes, la cantidad de hambre y la compañía pueden potenciar el efecto placentero de los alimentos o tirarlo todo por tierra. Y ahora es tu turno, ¿qué comidas te ponen de buen humor?

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.