trazabilidad de la leche


A raíz de las últimas crisis sanitarias que han rodeado el mundo de la alimentación, los consumidores nos hemos hecho conscientes de la importancia que tienen todos los agentes que intervienen en el proceso de obtención y procesamiento de un producto alimenticio. Ante esa incertidumbre de qué alimentos son los que podemos consumir y qué alimentos no podemos consumir surge una respuesta lógica: Si se puede rastrear y determinar el lugar de procedencia de un alimento, así como el resto de procesos asociados a éste. Cualquier tema relacionado con el alimento será totalmente transparente y los consumidores podrán tener la garantía de que se trata de un producto seguro y de una calidad óptima. Así surge el concepto “trazabilidad”.

Entendemos por trazabilidad el conjunto de medidas, acciones y procedimientos que permiten registrar e identificar un determinado producto desde su origen hasta su destino final. Se tienen en cuenta aspectos como el origen de los componentes, la historia de los procesos aplicados al producto o la localización y distribución. Todos esos datos quedan registrados de modo que puedan ser recuperados en cualquier momento.

En el caso de la leche por ejemplo, una buena trazabilidad implicaría registrar las acciones de todos los interventores: explotaciones ganaderas, cisternas, centros de recogida, industrias, laboratorios, etc. Y en cada uno de ellos, todos los aspectos a tener en cuenta. En el caso de las granjas, por ejemplo, registraremos datos como dónde nació el animal, como se crió, a que tipo de tratamientos veterinarios se sometió, etc.

La trazabilidad es una cuestión de confianza y tranquilidad, pero también una cuestión de calidad y sanidad. Es la línea en la que evolucionan las producciones modernas.

2 Comentarios
  1. Marianela

    ¿Y qué ocurre con los productos polémicos, como los transgénicos? ¿podemos saber realmente si un producto es transgéncio o no? Aparte de saber si estos productos son de igual calidad alimenticia que otro que no lo es.

    • Natalia Berger

      Hola Marianela, hemos transferido tu pregunta a nuestro experto en estos temas, Adolfo David Lozano, y nos ha contestado lo siguiente:

      “En las etiquetas de los productos alimentarios no hay modo de saber si un alimento es transgénico o no, el único modo de descartarlo es con certificados ecológicos tipo ECOCERT. No está científicamente claro el perjuicio o no de los alimentos transgénicos, teniendo en cuenta además que hay muy diversas formas y aplicaciones de transgénesis en los alimentos, teniendo muchas de las mismas una orientación o inspiración positiva ambiental y alimentariamente. Por lo cual, es un tema complejo con matices y casos particulares.”

      Esperamos que te haya servido de algo.

      Un saludo

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.