floresyplantas2


Natalia Berger

Hace unos días vimos como el contacto con la naturaleza es un elemento crucial para nuestra salud y felicidad. Conscientes de que el mundo actual a veces no nos permite estar muy cerca de la naturaleza, en Naturarla hemos decidido ayudarte a hacerlo. ¿Cómo? Todos los meses, en nuestra sección “Vida natural en un mundo urbano” te traemos consejos e ideas para que encuentres la forma de estar un poquito más próximo a la naturaleza. Empezamos esta sección con algunas ideas de otoño para tu patio, balcón o ventana. ¡Que continúe la vida tras el verano!

Tu balcón siempre atractivo
Aunque es cierto que la mayoría de las flores tienen su floración en primavera, algunas tienen su mejor momento justamente ahora. La
llegada de la temporada otoño-invierno nos trae clásicos como son los ciclámenes, elegantes y aromáticos, las coloridas prímulas (o primaveras) o los floridos pensamientos, que no dejarán de dar flor en todo el invierno.

Otro elemento que puede dar alegría a tus macetas son los arbustos de bayas. Acebo, cerezo de Jerusalén, callicarpa bodonieri…


El otoño además afecta la coloración de algunas hojas, obteniendo como resultado vibrantes coloraciones en árboles y arbustos. La Nandina Doméstica, por ejemplo, es un arbusto cuyas hojas van tomando una coloración cada vez más intensa a medida que llega el frío. ¡Todo un espectáculo de la natualeza en tu balcón!

Apuesta también por plantas con alta resistencia al frío, especialmente si vives en un lugar de inviernos duros. Entre estas encontramos la hiedra, la caléndula (con flores todo el año) o los narcisos (que florecen en invierno).

Cultivos de otoño

Como ya comentamos en este post, tener tu huerto en casa no es cuestión de espacio. Con un poco de imaginación podemos sacarle jugo a cualquier rincón que tenga un poco de luz solar. Si todavía no tienes tu huertito, el otoño no es peor época que otras para empezar a cultivar, sólo hace falta saber qué debes plantar y cómo. El otoño es una época muy buen para el cultivo de ajo, ápio, brócoli, cebolla, acelga, coliflor, hinojo, lechuga, puerro, repollo, espinaca, habas, nabos y rábanos. Si dispones de poco espacio y buscas un vegetal de cultivo rápido para empezar, puedes apostar por los canónigos o la rúcula.

Así que ya sabes, nuestro consejo es que te pongas manos a la tierra y traigas un trozo de naturaleza otoñal a tu casa. Y si te animas ¡mándanos una foto de cómo te ha quedado el balcón!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.