tapas dieta

En esta época del año, en las conciencias de muchos españoles empieza una lucha interna entre el gusto por el tapeo y la operación bikini. Un español medio puede llegar a consumir más de 1000 calorías en una hora de aperitivo, entre tapas y cervezas. La conclusión evidente es que las tapas engordan y son poco saludables, pero lo cierto es que lo único que engorda es comer cosas que engordan. Un tapeo saludable es posible y en el post de hoy te lo explicamos.

 

¿El aperitivo engorda?

El concepto del aperitivo en sí no tiene nada de negativo desde un punto de vista nutricional. Al contrario: se trata de pequeñas dosis de comida, ingeridas en un ambiente agradable y distendido, que nos ayudan a llegar a la comida con menos ansiedad. El problema reside en nuestras costumbres: los aceites usados para freír, calentados una y otra vez, los ingredientes con alto contenido en grasas y los aperitivos salados que nos incitan a beber de más y a retener líquidos. A esto se suma la poca atención que prestamos a lo que comemos, ya que solemos estar en compañía de más gente, charlando, riendo, pidiendo rondas para todos…

 

¿La cerveza engorda?

Todos nos hemos apoyado alguna vez en el mito de la “barriga cervecera”. Ese mito ha ensuciado la reputación de esta bebida milenaria elaborada a partir de cereales. Como veremos en unos días, el aporte calórico de la cerveza no es significativo y además su consumo moderado es beneficioso para la salud. El problema reside en esa palabra, moderado, que no parece ser algo fácil de asumir cuando estamos entre amigos y lo estamos pasando bien.

 

Consejos para tapear sin culpa

  • Antes de salir de casa cómete una manzana u otra fruta y bebe un vaso de agua. De ese modo comerás con menos ansiedad y consumirás menos alcohol.
  • Evita comer pan con todas las tapas, evita las croquetas, empanadas, pescado frito, rebozados y fritos en general y modera el consumo de cacahuetes, embutidos y salsas grasas.
  • Elige tapas bajas en calorías: sepia a la plancha con limón, pulpo, mejillones, navajas, berberechos, aceitunas, gazpacho (¡sin picatostes fritos!), gambas al ajillo, boquerones en vinagre, o un poco de cecina o jamón ibérico.
  • Para beber mejor sidra, cerveza o vino sin mezclar. Rechaza cualquier bebida azucarada o con gas.
  • Una cerveza con alcohol contiene 66 kilocalorías, una sin alcohol contiene 16 kilocalorías. Ten eso en cuenta si el día es caluroso y la comida es salada.

 

Y recuerda: El tapeo no engorda. ¡Lo que engorda es el exceso de alcohol y grasa!