¿Eres amante de los contrastes? Esta tarta te va a encantar. La preparación es parecida a la de cualquier tarta de queso aunque para esta receta el queso empleado es especialmente sabroso. Vamos a combinar ingredientes tan sanos como miel y nueces… con un sabrosísimo queso Danablu. Amantes del queso y del dulce: ¡no os podréis resistir

Ingredientes:

  • Un paquete de galletas (200 gramos)
  • 50 g de mantequilla Lurpak
  • 1 litro de leche
  • 2 sobres de cuajada
  • 300 g de queso Castello Danablu
  • 200 g de nata
  • 150 g de azúcar
  • 150 g de nueces
  • 100 g de miel

 

Preparación

  1. Para la base del pastel trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla*. Echamos la mezcla en la base del molde y la extendemos bien. Horneamos 10 minutos a 200 grados*.
  2. Mezcla la leche, la nata y el queso en un cazo a fuego lento y remueve con unas varillas hasta que esté bien mezclado. Cuando la mezcla sea uniforme, añade el azúcar y sigue removiendo.
  3. Disuelve la cuajada en un poco de leche y agrégala a la mezcla cuando ésta empiece a hervir. Retira el cazo del fuego y remueve bien.
  4. Vuelve a poner la mezcla en el fuego. Cuando vuelva a hervir se retira definitivamente.
  5. Saca el molde del horno y rellena con la cuajada de queso. Déjalo reposar 4 horas en la nevera.
  6. Cubre la parte superior con miel y nueces. Déjalo enfriar otro rato antes de servir.

 

*Consejos

  • Para mezclar la mantequilla puedes calentarla unos segundos o bien usar mantequilla Lurpak fácil de untar, que por su consistencia facilita la operación.
  • La única parte de la receta para la que se usa el horno es para la base. Si no tienes horno, puedes obtener un resultado parecido introduciendo la base del pastel en el frigorífico mientras preparas la crema de queso.
  • Si no te gusta el queso azul, puedes hacer la receta con queso tipo crema normal.