ambientador-casero


Natalia Berger

Lo hemos comentado en varias ocasiones. Aunque hoy en día hay productos para todo, hay pocas cosas que nuestras abuelas no tuvieran ya, en un versión más natural, más económica y, en muchos de los casos, más efectiva. Este mes en nuestro apartado de remedios naturales queremos buscar alternativas al ambientador. ¿Conoces la larga lista de elementos naturales y caseros que puedes emplear para dar buen olor a tu hogar?

 

Trucos para absorver olores

Contra el tabaco: Coloca un puñadito de espliego en el fondo del cenicero. El calor del cigarro al apagarse hará que se desprenda el olor de esta aromática planta.

El cubo de la basura: Por mucha bolsa de plástico que empleemos, el cubo de la basura mantiene un mal olor perenne bastante desagradable. La primera medida será la de colocar arena para gatos en el fondo del cubo, de manera que ésta absorberá los líquidos e impedirá que huelan mal pasados unos días. Esta arena está pensada par absorver olores tan penetrantes como la orina de gato. Espolvorear el cubo con cáscara de limón o naranja rallados también ayudará a mejorar el olor. Otro buen truco es rociar el cubo con insecticida perfumado, que desodoriza mucho y mantiene a raya los bichos.

El frigorífico: Existen diversos métodos para mantener a raya los malos olores del frigorífico. Uno de los más extendidos es colocar medio limón con clavos de olor clavados en el centro o un platito con café molido, que para mayor absorción de olores se puede combinar con carbón vegetal.

 

Los ambientadores más naturales

Membrillo: Durante generaciones esta fruta que se recoge en el mes de septiembre, además de emplearse para hacer carne de membrillo, solía guardarse en los armarios para que la ropa adquiriese su aroma. Así que ya sabes, si este otoño cae en tus manos un membrillo, tienes ambientados natural durante un par de meses.

Hierbas aromáticas: lavanda, espliego, romero, tomillo, etc. Si vas al campo y recoges alguna hierba que huela bien, guárdala en bolsitas de tela y colócala cerca de alguna fuente de calor, como cerca del radiador, detrás del televisor o tras la ventana y al sol. Con el calor las hierbas desprenderán su mejor aroma.

Cítricos: Utiliza las cáscaras de limones, naranjas y pomelos, solas o combinadas con canela, anís estrellado, clavo etc. Córtalo todo en trozos muy pequeños e introdúcelo dentro bolsitas de tela o en cuencos.

Aprovechar lo que no usamos: Todos tenemos en casa más de una y más de dos pastillas de jabón que no usamos. Rompe la pastilla en pedacitos pequeños e introdúcelos en una bolsita de tela. Puedes usarlas para aromatizar suavemente los armarios. También las colonias que no usamos pueden diluirse en agua y colocarse en cuencos: a medida que el agua se vaya evaporando, un ligero aroma se extenderá por la casa.

Como ves, combinando algunos conocimientos y empleando un poco de astucia podemos perfumar nuestra casa con los olores más naturales. Y a ti, ¿Qué olores tu gustan más en tu hogar?

4 Comentarios
  1. Mariella

    Yo agregaría el aromatizador más universal: las flores frescas.
    Uno jazmines, rosas o gardenias en el aseo, alegran la vista y perfuman.
    Y unas hojas de menta en la cocina, o una planta de albahaca.

    • Natalia Berger

      ¡Muy buena aportación Mariella! Pocas personas rechazan el olor fresco y sutil de la naturaleza.

    • Naturarla

      ¡El membrillo es un excelente ambientador! Puedes colocar la fruta en uno de los armarios del cuarto.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.