Gratinar es una modalidad culinaria ideal para los amantes del queso fundido, una forma perfecta de poner en práctica tus recetas con queso. Es la forma idónea de cocinar platos como la pizza, la lasaña o los canelones. Para poner en práctica esta técnica necesitaremos, por supuesto, un horno, gran aliado de los amantes de la cocina, y herramienta que además nos pone muy fácil el cocinar nuestros platos preferidos. Hoy os damos algunas sugerencias sobre platos que os quedarán deliciosos si los gratináis en el horno.

El gratinado consiste en cubrir los alimentos con una capa de queso que, al fundirse por el calor directo que recibe, da lugar a una capa fundida y crujiente que le da un sabor especial a nuestros platos.

Aparte de la pizza, los canelones y la lasaña, que es imprescindible pasar por el gratinado del horno, existe un amplio recetario al que recurrir, ya que el gratinado le da un toque original y sabroso a recetas con carnes o pescados, pasta y verduras. La salsa bechamel es la que mejor va a combinarnos con el gratinado. Ya sean unas verduras rellenas, por ejemplo berenjenas, calabacines, patatas, etcétera, ya sean unas espinacas o puerros con bechamel, en todos estos casos, el gratinado le irá perfecto y le dará el toque maestro a nuestro plato.

Un plato al que le podemos dar un toque original al pasarlo por el horno son los macarrones. Poniendo extendidos en una fuente los macarrones ya cocinados, le añadimos por encima el queso y lo metemos al horno para gratinar. Este plato tiene mucho éxito entre los más pequeños de la casa.

¿Y qué tipos de queso es el que podemos utilizar para gratinar nuestros platos de pasta, verdura o carne y pescado? Desde Naturarla os recomendamos un queso especial para gratinar, ya que no todos los quesos cumplen esta función. Nuestra sugerencia es Arla Finello Mozzarella, un queso ideal para tus platos al horno.

Algo básico a tener en cuenta a la hora de gratinar es que el plato siempre habrá de estar previamente cocinado y caliente. El gratinado será el punto y final, y esa capa de queso fundido y crujiente será la que se convierta en lo más sabroso y atractivo del plato.

Sugerencias Naturarla: Os sugerimos algunas recetas de platos que podéis gratinar al horno.

Coliflor con queso azul 

Muslos de pollo asados y gratinados con queso 

Champiñones rellenos gratinados con mozzarella

Tomates a la plancha gratinados con mozzarella

Judías verdes y tomates gratinados con mozzarella

Puerros con jamón y queso gratinados

También te puede interesar

3 comentarios

  1. Roberto Ponce dice:

    Gracias por aclararme, quería saber cuál era el queso ideal para gratinar una lasaña. Adicional me gustaría saber: cómo se prepara la salsa bechamel y para qué sirve?

    • Natalia Berger dice:

      La salsa bechamel es esa salsa blanca que hay normalmente en la lasaña o los canelones o en el interior de las croquetas. Es una salsa muy sabrosa que combina muy bien con el gratinado. La receta es muy sencilla en cuanto a ingredientes (harina, leche, nuez moscada, mantequilla y sal) pero tiene sus secretos en cuanto a práctica. Hablaremos de ella en unas semanas, cuando volvamos a hablar de gratinados.

      • luz Amparo dice:

        Gracias,Me gustan las explicaciones sencillas,claras y prácticas.Gracias

Deja aquí tu comentario

 

Suscribirse sin comentar