picnic portada


En invierno los fines de semana parece que sean más difíciles de aprovechar. Las horas de luz son pocas y cuando hacemos un viaje largo el día se nos queda corto. No es motivo para no disfrutar de un sábado activo, en compañía de los que más quieres y, si puede ser, en comunión con la naturaleza. Nuestra propuesta de hoy es sencilla, económica y promete hacernos pasar un sábado especial que nos libere del estrés de la semana: ¡hoy organizamos un picnic!

¿Dónde ir?
Lo primero que hay que pensar es el lugar. En esta temporada una escapadita al campo puede ser muy agradable, sólo hay que abrigarse debidamente. Si vives cerca del mar puedes plantearte una visita a la playa ¿a quién no le gusta la soledad de la playa en invierno? Si tu hábitat es la ciudad no desesperes: piensa en ese parquecito tan agradable que siempre piensas en visitar o consulta la página web de tu ciudad y descubre nuevos parques que aún no habías conocido.

¿Con quién ir?
Es una excelente idea para una cita o un reencuentro con un amigo, pero también es perfecto como actividad familiar o para un grupo de amigos celebrando, por ejemplo, un cumpleaños. Si no queréis que a la fiesta se unan también las hormigas, dejadles su parte del festín a un lado, por ejemplo un trozo de fruta bien dulce.

¿Qué llevar?
Empecemos por lo esencial: la comida. Panes, quesos y fruta son los clásicos del picnic, pues se trata de alimentos que se pueden comer en cualquier sitio y no se estropean fácilmente. Unos sandwiches de Havarti y unas mandarinas podrían ser la opción perfecta para una mañana de febrero con su sol invernal. ¡Calcio, vitamina C y vitamina D!
Otras cosas que puedas necesitar: un mantel grande, platos y vasos de plástico reutilizables, bolsas para la basura, un cuchillo, abrigos por si refresca, juegos para realizar al aire libre… También necesitarás un cesto de mimbre o una mochila para transportar todo y, si hace calor, una nevera portátil con hielo.

Respeta la naturaleza
El equilibrio de la naturaleza es delicado y precioso. Disfrutarla es también respetarla. Debemos evitar dejar restos como plásticos, colillas de cigarro, envases… Trata de llevar la comida y bebida en envases reutilizables, como tuppers o cantimploras. Si eres fumador lleva un recipiente donde guardar las colillas y, en resumen, trata de borrar toda huella de tu paso por ahí.

Una última sugerencia: deja el teléfono móvil en casa. En su lugar llévate una cámara de fotos, o incluso de video. ¡Hacer de una mañana en el parque un día especial es sólo una cuestión de actitud!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.