vías ferratas


¿Te llama la atención la escalada pero te da miedo? Puede que lo que te vamos a contar hoy te interese: existe un deporte que permite experimentar las sensaciones verticales de la escalada y disfrtar de las hermosas vistas mientras ejercitamos nuestro cuerpo en plena naturaleza… en poco tiempo y prácticamente sin riesgos. Hoy hablamos de una modalidad de escalada apta para todos: las vías ferratas.

Los beneficios de la escalada en sus distintas variantes
Las ventajas de este deporte son muchas. La primera y más evidente es que la escalada puede ofrecer algo que ningún gimnasio puede ofrecer: el aire puro, el tacto de la piedra, los magníficos paisajes y las emociones que vivimos cuando estamos en íntimo contacto con la naturaleza. Además con la práctica de la escalada mejoramos la fuerza, el equilibrio, el control corporal, la flexibilidad, la coordinación… También resulta un magnífico ejercico de equilibrio a nivel intelectual. Durante la escalada se trabaja enormementenla la capacidad de concentración, lo que reduce mucho los niveles de estrés. También trabajamos aspectos como la fuerza de voluntad, el espíritu de superación y el valor: ganamos confianza en nosotros mismos.

La seguridad de las vías ferratas
Para muchos amantes de la adrenalina uno de los placeres de la escalada reside en el riesgo. Sin embargo no todos lo ven así y para muchos la oportunidad de acercarse a este deporte de una forma sencilla resulta mucho más atractiva, de ahí el éxito de las vías ferratas. Una vía ferrata es un itinerario equipado, ya sea con sencillas clavijas o sofisticados puentes y tirolinas. Esta adaptación simplifica el asceno y permite a cualquiera el acceso a zonas difíciles. La seguridad corre a cargo del cable de vida, un cable de acero instalado a lo largo de todo el recorrido y en el que se asegura el equipo disipador que nos sujeta.

Tipos de vías
Distinguimos 2 clases de itinerarios enfocados a 2 perfiles distintos de deportista: La vía ferrata clásica busca el recorrido más fácil y lógico en la pared para llegar al final, normalmente una cumbre. La vía ferrata deportiva busca aprovechar al máximo los atractivos de la pared y la espectacularidad del recorrido, con tramos desplomados y una gran variedad de equipamiento, que incluye a veces largos puentes y tirolinas. A menudo la cumbre queda en segundo plano.

El equipo
El equipo básico para iniciarse en este deporte es un arnés de cintura homologado (también de pecho en el caso de los niños), un disipador o autoseguro para amortiguar caídas y un casco para protegernos de los posibles desprendimientos provocados por otros escaladores. Un calzado apropiado, con la suela lisa, es recomendable. También es importante informarse sobre el tipo de itinerario, ya que algunos itinerarios deportivos requerirán más equipamiento, como cuerdas, anillos, aseguradores, bloqueadores… Antes de comprar el equipo es aconsejable alquilarlo alguna vez, de este modo nos familiarizaremos con los distintos componentes.

Iniciarse
Aunque no es necesaria la presencia de un guía para este tipo de expediciones, para aquellos sin experiencia previa en deportes parecidos puede ser aconsejable hacer una vía a través de una agencia de turismo o alguna excursión de las que se suelen organizar en los hoteles rurales. En estos casos el material suele estar incluido. Así que si estás buscando un poco de emoción para el fin de semana, algo de ocio al aire libre y un deporte saludable… ¡te animamos a que lo pruebes!

3 Comentarios
  1. Petra

    Hola, me parece muy chulo como actividad… Teneis alguna idea de cuanto me tengo que gastar para un equipamiento básico?, de lo que citáis, qué es verdaderamente imprescindible?
    Gracias y felicidades por el blog!

    • Natalia Berger

      Tal como comentamos en el artículo hay tres elementos que, por seguridad, son imprescindibles, que son el casco, el arnés y el disipador. Cada uno de ellos puede costar de media unos 60 euros, aunque el rango de precios es amplio. Luego, según el tipo de vías que hagas necesitarás otro tipo de equipo. Por otro lado, unas zapatillas de escalada o pies de gato podrán servirte también a disfrutar más la experiencia, aunque no son imprescindibles para iniciarte. Puedes encontrarlas desde unos 60 euros.

      De todos modos, si vas a practicar deportes de este tipo por primera vez te aconsejamos que busques un grupo de escalada: además de orientarte un poco en las técnicas, te alquilarán el equipo las primeras veces. Una vez ya te hayas familiarizado con el deporte, podrás saber mejor en lo que quieres invertir. Además muchos de estos grupos suelen organizarse para comprar material con descuento.

      Nos alegra que te vayas a animar con este deporte, ¡ya verás cómo engancha!

  2. petra

    muchas gracias!
    ah! está muy bien esa opción que comentáis de alquilar primero, la verdad es que nos lanzamos siempre pronto a comprarnos cosas sin probar antes y luego los trasteros se nos llenan de chismes que caen en deshuso…

    ¡gracias por la idea y por la información!
    os sigo leyendo casi a diario!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.