Diccionario de nutrición ¿Qué es el colesterol?

Colesterol

En temas de salud y alimentación se habla mucho del colesterol. El colesterol siempre está presente y oímos mencionarlo en televisión, en anuncios publicitarios, en muchos productos en cuyo etiquetado descubrimos el cartel “bajo en colesterol”… pero, ¿sabemos lo que es realmente el colesterol? Hoy en Naturarla queremos profundizar en este tema para tratar de saber un poco más sobre esta sustancia, lo que es, para lo que sirve y por qué en cantidades excesivamente altas o bajas es perjudicial para nuestro organismo.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de lípido o sustancia grasosa que existe naturalmente en todas las partes de nuestro cuerpo. Se encuentra en nuestros tejidos corporales y en el plasma sanguíneo. Alrededor del 85% del colesterol que hay en nuestra sangre lo produce nuestro propio cuerpo. El hígado es el principal responsable de su producción, y genera diariamente la cantidad suficiente para cumplir con las funciones orgánicas que se necesitan de él. Aparte del hígado, el colesterol tiene una importante presencia en la médula espinal, el páncreas y el cerebro. Y todo esto porque el cuerpo necesita determinada cantidad de colesterol para funcionar adecuadamente.

Para poder viajar por venas y arterias, el colesterol forma un compuesto junto con las proteínas, llamado lipoproteína, de esta manera podrá ser transportado por la sangre y llegar allí donde se le necesite. ¿Y cuáles son sus funciones, por qué nuestro cuerpo necesita colesterol? Nuestro organismo necesita el colesterol para cumplir funciones tan importantes como son construir y mantener las paredes celulares, producir vitamina D,  contribuir a metabolizar el calcio, producir hormonas sexuales y crear el ácido biliar fundamental para la digestión.

Por lo tanto, nuestro organismo necesita colesterol para funcionar normalmente. Pero, como ocurre siempre con los excesos, si nuestro nivel de colesterol aumenta de forma alarmante entonces podremos sufrir algún problema, ya que se acumulará en las paredes internas de las arterias y al obstruirlas podrá producir diversas enfermedades cardiovasculares. Lo mismo ocurrirá al revés, si nuestro nivel de colesterol es muy bajo nuestro organismo no podrá cumplir algunas funciones y, además de riesgos cardiovasculares, debilitaremos nuestro cerebro ya que las frágiles membranas que cubren el cerebro necesitan un mínimo nivel de colesterol para no debilitarse y romperse.

Un nivel alto de colesterol en sangre puede deberse al tipo de alimentación, también a alguna enfermedad previa como hipotiroidismo o resistencia a la insulina, y puede estar motivado por tomar determinados medicamentos como la píldora anticonceptiva, medicamentos antidiabéticos o antidepresivos.

¿Cómo sabremos si nuestro nivel de colesterol es alto, bajo o el adecuado? Con un análisis de sangre, ya que un aumento de colesterol no suele tener signos ni síntomas, y las probabilidades dependerán de antecedentes familiares o sufrir sobrepeso. Los niveles de colesterol tienden a aumentar con la edad, pero es posible tener un nivel adecuado de colesterol llevando una vida sana, una alimentación variada y en la que tengamos en cuenta los nutrientes, y nunca viene mal practicar algo de ejercicio. Si os preocupa el colesterol alto esta misma semana os contaremos qué alimentos son adecuados para reducir el colesterol.

¿Qué es el gluten?

El gluten

En Naturarla seguimos analizando todos aquellos elementos que componen una etiqueta de información nutricional. Como consumidores tenemos a nuestra disposición estas etiquetas que contienen datos completos, útiles y precisos sobre las cualidades nutritivas de un producto. Por eso, es imprescindible entender lo que pone una etiqueta de información nutricional, porque nos ayudará a tomar aquellas decisiones relacionadas con los alimentos que consumiremos y que a la larga beneficiarán, o no, a nuestra salud.

Existe un componente del que hemos oído hablar mucho en los últimos tiempos, y que aparece en muchos envases de muchos productos con el distintivo “sin gluten”. Pero, ¿sabemos realmente lo que es el gluten? Hoy vamos a profundizar en ello. 

Para qué sirve el gluten

El gluten es una proteína que se puede obtener a partir de la harina de algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena. Contienen gluten los productos que se elaboran a partir de estas materias primas. Por lo tanto, los panes, pastas, productos de repostería o panadería, legumbres en conserva, carnes enlatadas, pescados precocinados, productos congelados, caldos o sopas concentradas, productos marinados, salsas y rellenos pueden puede contener harina y por lo tanto gluten.

No contienen gluten alimentos naturales como la leche y los derivados lácteos, las carnes, pescados y mariscos frescos, los huevos, frutas, verduras y legumbres, así como los productos congelados sin rebozar o los conservados en aceite. Tampoco contienen gluten el azúcar y la miel, la sal, todas las especias naturales en rama y grano no preparadas, el vinagre de vino, los aceites y mantequillas, el café y las infusiones, los vinos y refrescos, y los frutos secos naturales o fritos.

El gluten se asimila fácilmente y hay una mayoría de personas que no tienen problemas al digerirlo. Sin embargo, existe una parte de la población intolerante al gluten. Este trastorno se conoce como enfermedad celiaca.

Cuando un celiaco ingiere alimentos que contienen proteínas del gluten, su sistema inmunológico responde dañando el intestino delgado. La enfermedad celíaca se produce entonces por la existencia de una intolerancia permanente al gluten. Por esta razón, y una vez diagnosticada esta dolencia, el único tratamiento efectivo consistirá en seguir una dieta estricta sin gluten, ya que será la única forma de normalizar el funcionamiento de la mucosa intestinal. Al no conocerse qué límite de esta proteína toleran los celíacos, es recomendable que la ingesta de gluten sea cero para evitar complicaciones futuras y riesgos innecesarios.