Tipos de setas silvestres: ¡Aprende a diferenciarlas!

Tipos de setas y hongos

No hace falta ser un micólogo experto para disfrutar de una excursión al bosque y recolectar setas. Ya estamos en la temporada y el bosque nos ofrece con generosidad sus más exquisitos ejemplares de setas. Eso sí, es importante tomar medidas y seguir las buenas prácticas al recolectar setas para no afectar la Naturaleza y no ponernos en riesgo.

Seguir leyendo

¡Ha llegado la hora de los calçots!

la receta y preparación de los calcots

Ya estamos en plena temporada de calçots. Esta deliciosa cebolla es una comida muy saludable. La mejor manera de disfrutarla es en un ritual de celebración con la familia y los amigos. Los calçots son el pretexto perfecto para reunirse, compartir y hasta competir (sigue leyendo y te explicaremos cómo hacerlo…)

Ingredientes que necesitas para preparar una calçotada:

–        Calcots (15-20 cebolletas por persona)

–        Salsa Romesco (es para untar los calçots una vez cocinados)

En cuanto a la logística…

–        Baberos (es parte del proceso ensuciarse las manos, la cara, el pecho…)

–        Papel periódico (lo necesitarás para envolver los calçots durante unos 10 minutos, una vez los retires de las brasas)

–        Tejas (es el ‘plato’ el que se sirven)

–        Sarmientos de viña especiales para barbacoa

–        Y muchas, muchísimas servilletas o toallas húmedas.

Y para enriquecer la experiencia incluye si lo deseas…

–        Carne como cordero, conejo, pollo.

–        Butifarras negras y butifarras blancas

–        Pan con tomate

–        Y otras verduras que puedes poner a la brasa tales como unas deliciosas alcachofas, espárragos trigueros, pimientos, berenjenas y calabacín.

¿Qué calçots compro?

Los mejores calçots son los de Valls, Tarragona. Tienen incluso una indicación geográfica protegida (IGP de Valls) que les otorga la Unión Europea y así se distinguen a nivel global.

Aunque actualmente los calçots se cultivan en muchos sitios de España e incluso en el extranjero, los de Valls son históricamente los mejor valorados por su sabor y presencia. Al parecer, la tierra de la zona, el clima y las especificidades del método de cultivo los hacen ‘especiales’. Son calçots de hasta 25 centímetros de largo, muy jugosos y tiernos.

Como que son cebollas, es normal que lleguen a tu mesa con restos de tierra que no debes retirar. Y tampoco debes eliminar el nudo final, si te apetece, solo recorta un poco las raíces.

Las opciones de cocción de los calçots y sus ventajas

Lo típico es preparar los calçots asados en llama viva de sarmiento de viñedos. Otras formas de cocinarlos pueden ser con un wok, en el horno o fritos a la sartén. Estas variantes de preparación son aceptables y dan buenos resultados, pero el sabor que se despierta en el calçot hecho a la brasa es mucho más sabroso.

Para cocinar los calçots sobre la brasa se usa un alambre, en el que enlazamos pacientemente cada cebolleta, en grupos de 20 a 25 piezas. Otra manera más sencilla es emplear una parrilla de metal en la que colocamos ordenados en fila los calçots, con las hojas en dirección hacia el exterior del brasero.

Lo que queremos es que la llama viva toque los calçots hasta dejarlos negros por fuera y sudando parte su jugo. Cuando están en este punto, los retiramos de las llamas y los envolvemos en papel periódico por unos 5 minutos. De esta forma, el calor que desprenden los termine de cocer por dentro.

En las mismas brasas de la calçotada se cocinan las carnes y las verduras a gusto. El calçot tradicionalmente se sirve en tejas, pero podemos innovar y divertirnos en la presentación. En este video vemos un ejemplo de preparación de calçots. 

La metamorfosis de los calçots

Cuando terminas de cocinar los calçots verás que han sufrido una metamorfosis. Obtienes manojos de cebolletas con una apariencia lamentable. Están renegridos y calcinados; sin embargo, bajo esa capa quemada, se esconde un jugoso núcleo de un sabor exquisito.

A la hora de comerlos, tiras de las raíces, miras hacia el cielo con la boca abierta y de un mordisco recibes un placer que tiene miles de años de antigüedad.

Para darle un poco de diversión a la calçotada, podemos hacer una competencia entre los invitados en relación a la salsa romesco. Cada quién puede comprometerse a preparar en casa una salsa romesco –¡no se vale ir a comprarla al supermercado!–, y luego se catan las salsas y elige la más sabrosa.

Suele ganar la que se ha hecho más despacio y con cariño. ¡Son los beneficios del slow cooking!

Food Art o Arte Comestible

food-art-arte-comestible

Os animamos a la creación de platos saludables y divertidos. Jugando con la comida ayudaremos a los niños a probar nuevos sabores y apreciar la forma, colores, textura y olores de los alimentos. Repasamos algunas de las más famosas referencias de Instagram en Food Art o Arte Comestible, ¡a ver si sus creaciones os sirven como inspiración!

Lee Samantha

Lee Samantha es una madre de Malasia que empezó a compartir sus creaciones en Instagram en el año 2011, «me encanta proponer cosas sencillas e inspirar a otras madres a crear arte comestible con sus hijos.»

La artista utiliza arroz, vegetales, fruta o pan como ingredientes principales. Explica en su web que es importante la calidad de la materia prima y la combinación de colores. El resultado final «tiene que ser tan rico como parece». «No hace falta que se haga cada día, solo os animo a probar de vez en cuando…». Lee samantha- food art
samatha-lee-food-art-rice
food art- samantha lee- batman

IonaVanc

Iona es una artista rumana que plantea como reto, ¡recetas de arte comestible dentro de cucharillas de postre! Fíjate en la precisión y composición de cada creación. iona art food
iona art food green
iona art food kids Red Hong Yi 

Hong Yi, también conocida como Red presenta aúntenticas obras de arte. En sus composiciones juega con verduras, semillas, flores… ¡Aunque es muy difícil reproducir sus platos, nos puede dar alguna idea para nuestras creaciones! redhonyi
redhongyi-house
red hong yi green

Gelatina de remolacha y verduras

Y es que ya no sabe uno que hacer para que los peques coman algo de verdura, así que nos toca echarle imaginación. Lo importante es que conservamos la textura de las verduras al máximo, de esta forma apreciarán cada verdura como se merece. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 4 personas

  • 2 Remolachas cocidas
  • Paquete de Arla rallado
  • 5 Hojas de gelatina
  • 1 Calabacín pequeño
  • 3 Zanahorias pequeñas
  • 1/2 Manojo de trigueros
  • Judías verdes 100g
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Cebolla morada
  • Col lombarda
  • Aceite de oliva virgen y sal

ingredientes-remolacha-verduras

Gelatina de verduras y remolacha

1.- En primer lugar, prepararemos la gelatina de remolacha para que se pueda enfriar. Hidrataremos las hojas de gelatina en agua muy fría hasta cubrir.

2.- Después sacaremos el zumo de la remolacha bien con un robot de cocina o bien con una licuadora.

3.- Ahora cogeremos un tercio del total y lo calentaremos bien en el micro. Y cuando esté bien caliente, añadiremos las hojas de gelatina bien hidratadas y escurridas.

pasos-gelatinadeverduras-1

4.- Una vez bien disuelto, mezclaremos con el resto de zumo de remolacha, colaremos y verteremos sobre una bandeja.

5- Extenderemos bien y la meteremos a la nevera.

6- Lavaremos, pelaremos y cortaremos en juliana larga la zanahoria, el calabacín, los trigueros, la col lombarda y la judía verde.

7- En agua hirviendo muy salada, blanquearemos las verduras, es decir, las echaremos cuando el agua hierva y las sacaremos 1 minuto después de que vuelva a hervir. Las pasaremos rápidamente a un bol con agua muy fría para parar la cocción.

8- Las escurriremos bien y reservaremos.

pasos-gelatinadeverduras-2

9.- En una sartén, saltearemos ligeramente con un poco de aceite de oliva el pimiento rojo, el verde y la cebolla morada.

10.- Al cabo de 2 minutos añadiremos las verduras blanqueadas y rehogaremos ligeramente. Esta pinta tendrá que tener.

pasos-gelatinadeverduras-5

11.- Ahora, sacaremos la bandeja con la gelatina y la cortaremos formando un rectángulo proporcional al plato donde vayamos a servirlo.

12.- Con la ayuda de una espátula, sacaremos la porción de la bandeja y la colocaremos en el plato.

13.- Solo nos faltará añadir la mozzarella sobre la gelatina. Y con la ayuda de un tenedor, enrollaremos las verduras hasta conseguir una espiral.

Consejos gelatina de remolacha

  • Lo importante de esta receta es que trabajamos las verduras de una forma respetuosa. De esta forma, todos aprenderemos a disfrutar de las verduras tal como son, tanto su textura como su sabor, renunciando al clásico sistema de cocinar en exceso la verdura.
  • Cuidemos los colores, tanto los niños como nosotros, comemos por los ojos, así que cuanto más llamativo y divertido quede tu plato, mejor será su aceptación.
  • Como siempre digo, podemos prescindir o cambiar cualquiera de los ingredientes de la receta, incluso añadir el que consideréis.

cabecera-bottom-gelatinadeverduras