post_vinagres_12abr12


Natalia Berger

Casi todos tenemos una botella de vinagre en casa, pero no somos conscientes de la gran variedad de vinagres que hay y los distintos elementos que pueden aportar a nuestra cocina. Hoy te invitamos a conocer el mundo del vinagre y sus múltiples variedades:

 

El vinagre de vino blanco es uno de los más populares en Europa. Es perfecto para elaborar salsas, como por ejemplo la mayonesa, y también para ensaladas y pescados. Se emplea mucho para las conservas: no debemos olvidar que una de las virtudes del vinagre es la de conservar alimentos.

El vinagre de vino tinto es fuerte y picante y muy popular en los países mediterráneos. Podemos emplearlo para realzar el sabor de carnes rojas y, en general, para recetas “al vinagre”. Resulta un recurso fácil y barato para elaborar una salsa improvisada reduciéndolo en una sartén o para transformar unas cebollas en una deliciosa guarnición para la carne, agregando un chorrito de vinagre durante su cocción. Prueba también a sustituir el vino por este vinagre en platos a fuego lento, como por ejemplo una boloñesa.

El vinagre balsámico es oscuro y de sabor intenso, ligeramente agridulce. El auténtico aceto balsámico con DO de Módena se envejece en barriles de madera durante varios años y constituye toda una tradición en Italia, pero en el mercado encontramos versiones más accesibles al bolsillo, mezcla de mosto, vinagre y caramelo. Es muy popular en las vinagretas y como aliño de ensaladas. ¿Lo has probado con postres y frutas? Los higos o las fresas, por ejemplo, quedan muy buenos con un ligero chorrito de este vinagre.

El vinagre de jerez se envejece en barriles de roble que hayan contenido vino de jerez. Es muy apreciado por su ligero sabor acaramelado, estupendo para ensaladas, legumbres y carnes rojas e indispensable para el gazpacho. También es un buen vinagre para experimentar con los postres, por ejemplo en combinación con el chocolate. Reducido con un poco de azúcar a fuego intenso obtenemos un delicioso caramelo de vinagre.

El vinagre de manzana o de sidra tiene un sabor delicado y es considerado como el más saludable. Es un aderezo perfecto para todo tipo de ensaladas. Pruébalo con ensaladas que contengan elementos dulces, como pasas, dulce de membrillo o los mismos trocitos de manzana. También es exquisito con pescados y salsas suaves y es perfecto para marinar todo tipo de productos del mar.

El vinagre de arroz es típico de países asiáticos como China o Japón, donde se emplea para la mayoría de platos populares. Es indispensable para el arroz del sushi o para sazonar algas. Su sabor dulce y delicado combina a la perfección con verduras crudas o al vapor, con arroz, con pescados y con aves.

También hay infinidad de vinagres de frutas y otros productos dulces, estos pueden resultar de gran inspiración en la cocina. El vinagre de frambuesa podría ser un buen compañero para el hígado de ternera y el vinagre de higo tiene ese toque dulce ideal para el foie o quizá para el pavo. El vinagre de coco es muy común en la gastronomía tailandesa y le sienta muy bien a verduras y mariscos. También es interesante el vinagre de miel de castaño, con un ligero sabor dulce, que resulta exquisito con verduras crudas y caza.

No hay que olvidar los vinagres aromatizados, que ofrecen múltiples aplicaciones en la gastronomía, dependiendo de la hierba utilizada. Prepararlos en casa es muy sencillo: se hierve el vinagre, se deja enfriar y se introducen unas ramitas de la hierba que se prefiera (romero, tomillo, estragón, albahaca…) también especias (ajo, pimienta, chiles…) o bien otros condimentos, como azúcar o miel. Luego se cierra el recipiente y se deja reposar durante 2-3 semanas en un lugar soleado.

Por último, y aunque no pertenezca al campo de la gastronomía, el vinagre blanco destilado, que a menudo se obtiene de la caña de azúcar, el maíz o la melaza, es el que empleamos en el hogar. Aquellos interesados en la limpieza ecológica sabrán que es un elemento con múltiples aplicaciones muy interesantes. Pero sobre eso hablaremos otro día.

1 Comentario
  1. petra

    vaya… cada día nos sorprendéis con artículos de lo más interesantes.. tendré que hacer un poco de hueco en la encimera, porque hasta ahora sólo tenía de módena y de vino blanco, pero habrá que ir probando otros… gracias!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.