Artículos...
Y destacamos...
Dinosaurios: planes con niños

No cabe ninguna duda: a los niños les encantan los dinosaurios. Así que no hay mejor plan en familia que visitar alguno de los numerosos museos y parques temáticos donde podemos encontrar a estas poderosas criaturas y conocerlas de cerca. Os presentamos los lugares más destacados de nuestro país donde los más pequeños podrán disfrutar descubriendo a los dinosaurios y otros animales prehistóricos, sus restos y también sus recreaciones. Y es que, lo más emocionante de visitar un museo de ciencias naturales o un yacimiento paleontológico es descubrir que los restos de los seres vivos que se han conservado enterrados son el testimonio y la memoria de la vida en nuestro planeta, porque la Tierra hace millones de años que funciona y los fósiles nos lo explican.

Rutas naturales por España

¿Buscáis un excelente plan en familia? Penélope nos propone la Senda del Oso, una vía verde segura y apta para todas las edades que se puede realizar tanto a pie como en bicicleta. Situada en el centro de Asturias, esta ruta transita por una antigua vía ferroviaria, con túneles horadados en la roca, en la que podemos disfrutar de la belleza del bosque atlántico, y que además nos va a permitir conocer a un animal único de la fauna española: el oso pardo.

Uno de los parajes más singulares, impactantes y sorprendentes de nuestro país es el que nos ofrece el Parque Natural de Bardenas Reales. Situado al sureste de Navarra, en el centro de la depresión del Valle del Ebro, y próximo a Tudela, este Parque Natural, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, llama la atención por su paisaje semidesértico, de apariencia casi lunar, fruto de la erosión durante miles de años de sus suelos de arcillas, yesos y areniscas.

Castellfollit de la Roca

Situado en la comarca de La Garrotxa, Castellfollit de la Roca es de uno de los pueblos más pequeños de Cataluña y sin duda uno de los más pintorescos. La imagen que nos ofrece es espectacular, ya que este pueblo se encuentra situado sobre un acantilado basáltico de 50 metros de altura, formado por la acción erosiva de los ríos Fluvià y Toronell sobre los restos volcánicos de hace miles de años. Un lugar impresionante con las casas como colgadas sobre el risco y su iglesia al final.

Situadas en el corazón de las Rías Baixas, en la provincia de Pontevedra y pertenecientes al Municipio de Vigo, las Islas Cíes forman una barrera natural entre la Ría de Vigo y el mar. Desde 2002, forman parte del Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas, que se extiende a lo largo de las Rías Baixas, y que incluye los archipiélagos de Ons, Sálvora y Cortegada. Se trata de un entorno privilegiado donde predomina el medio marino, con gran diversidad de fondos y con una fauna y flora autóctonas caracterizadas por su riqueza y por tratarse de ecosistemas con una gran biodiversidad.

Guadalajara es una provincia llena de rincones con encanto, poblaciones históricas, bellos entornos naturales y donde el buen comer y la hospitalidad son otros de sus atractivos. Concretamente la Alcarria es una zona de la provincia de Guadalajara plagada de paisajes naturales grandiosos en los que se enmarcan conjuntos urbanos con un rico patrimonio histórico, como iglesias, palacios y arquitectura civil de diferentes estilos.

Por la belleza de sus playas y calas, de aguas limpias y tranquilas, la isla de Menorca es sin duda uno de los destinos turísticos más importantes de nuestro país. Pero esta isla del archipiélago balear es mucho más que esto, y destaca también por su gran atractivo natural. Uno de sus muchos parajes naturales que merece la pena visitar es el Barranc d’Algender, un territorio que prácticamente podemos calificar de virgen, declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1998. Se trata de un lugar con vistas y paisajes de una gran espectacularidad, que posee un ecosistema de gran valor medioambiental. Por él vamos a poder realizar distintas rutas, tanto a pie como en bicicleta, en las que descubrir bellos parajes, bruscos acantilados, restos de construcciones de otras épocas, terrenos que usan técnicas de cultivo ya centenarias y rincones enigmáticos cargados de leyendas.

Si pensamos en La Mancha, seguramente asociemos su paisaje a campos de vides y a molinos de viento. Pero en esta región existen también parajes verdes que nos sorprenderían. Las Tablas de Daimiel son sin duda un oasis en la estepa manchega. Situado en Ciudad Real, en los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel es uno de los humedales más importantes de Europa. Su curioso nombre, “tablas”, designa a un tipo de charca húmeda de poca profundidad, y es uno de los últimos representantes de un ecosistema denominado tablas fluviales, que tiene su origen en la escasez de pendientes y el desbordamiento que forman en este caso dos ríos de distinta naturaleza: el Guadiana, de aguas dulces y permanentes, y el Gigüela, de aguas saladas y estacionales. Declarado Parque Nacional en 1973, y Reserva de la Biosfera en 1981, Las Tablas de Daimiel representan uno de los ecosistemas más valiosos de nuestro planeta, en el que destaca su fauna acuática así como las aves que allí anidan. Además, gracias a las abundantes lluvias del invierno de 2009 a 2010, este paraje se vio completamente recuperado de las sequías que lo ahogaban. Sin duda, un lugar que merece la pena conocer, y que nos ofrece distintas rutas para los amantes de la naturaleza, incluidas actividades para familias con niños.

Ni te la imaginas, así dice el slogan que emplea su patronato de turismo para referirse a la historia, geografía, parajes naturales y cultura de esta provincia. Y es cierto, Soria es una provincia cuya belleza, especialmente la natural, nos deja perplejos. Así le ocurrió a Antonio Machado, el poeta andaluz se enamoró de estas tierras, de su horizonte donde los amarillos del trigo o del girasol se mezclan con el intenso azul del cielo. Pero existe también la Soria verde, y entre las posibilidades que nos ofrece esta provincia no podemos dejar de visitar La Laguna Negra, considerada como uno de los lugares más bellos y espectaculares de toda España. Una laguna que, por cierto, Machado convirtió en poesía a través de su obra La tierra de Alvargonzález, una terrible y fascinante historia de ambición y muerte, llena de leyendas, que finaliza en las aguas transparentes y mudas de esta laguna.

senda del oso, Asturias

Sin duda las tierras asturianas son un entorno increíble, lleno de paisajes naturales espectaculares, un lugar que hay que conocer, por su geografía que combina mar, ríos y montaña, por su gente y su gastronomía. Una ruta que merece la pena descubrir de Asturias es la llamada Senda del Oso, una vía verde, situada en el centro de Asturias, que transita por una antigua vía ferroviaria, con túneles horadados en la roca, en la que podemos disfrutar de la belleza del bosque atlántico, y que además nos va a permitir conocer a un animal único de la fauna española: el oso pardo. Como alicientes: se trata de una ruta sencilla y apta para todas las edades, ya que tiene muy poco desnivel, es segura, destinada solo a paseantes y cicloturistas, y se puede realizar tanto a pie como en bicicleta. Un plan excelente para hacer en familia y con niños.