comidas del mundo


En varias ocasiones hemos mencionado las infinitas virtudes de la dieta mediterránea. No sólo es saludable y equilibrada, además es la que incluye todos esos elementos que la naturaleza puede ofrecer con facilidad en nuestro país. ¡Y la naturaleza para esas cosas es muy sabia! Sin embargo de vez en cuando nos gusta darle un toque exótico a nuestro menú y, ya sea viajando, reservando en un restaurante diferente, copiando alguna receta o introduciendo algún ingrediente especial, es interesante acercar nuestros sentidos a otras culturas, con sus sabores, sus aromas y sus colores. Hagamos pues un viaje rápido alrededor del mundo para ver qué sabores encontramos:

Europa
Empecemos por lo más cercano. Nuestro país está dominado por el clima mediterráneo, ideal para el cultivo de ciertos alimentos muy saludables. En España, igual que en Italia, Grecia y Francia, es habitual el uso de aceite de oliva, ajo, tomate, pimientas y hierbas como el romero, el tomillo, la albahaca o el orégano. A medida que viajamos hacia el norte la gastronomía toma otros colores: la mostaza francesa, los pescados ahumados del báltico, los riquísimos platos de cuchara de los países del este… ¡Siempre hay algo que aprender de nuestros vecinos!

África
El gran continente africano, tan desconocido por la mayoría, tiene una gastronomía que se caracteriza por su intenso sabor, aroma y fuerza. En el norte de África las distintas influencias de civilizaciones han dado lugar a una gran riqueza y diversidad de alimentos y tradiciones culinarias. De ellos nos gusta tomar de vez en cuando sus condimentos, sus platos de cordero, su carne condimentada con menta y, por supuesto, su plato más representativo: el cuscus. Por debajo del Sáhara también hay secretos para descubrir. Vale la pena probar alguna vez los platos senegaleses o etíopes, y conocer esa cocina sencilla en su preparación y a la vez tan exótica en sus sabores. Abundantes especias, legumbres, raíces, gran variedad de carnes y zumos de todo tipo de planta. Hacia el sur del continente encontramos una cocina con influencias de todo el mundo, ya que Sudáfrica ha sido un país con mucho tráfico de navegantes camino de las Indias.

América
De América del norte nos quedamos con las múltiples formas de preparar la carne, herencia de las tradiciones ganaderas, y con la sabrosa y colorida cocina Tex-Mex. En América central la fusión de cocinas indígenas, africana y española ha dado lugar a una cultura gastronómica llena de riqueza, su cocina nos invita a profundizar en el uso de ingredientes como el maíz, el boniato, la yuca, los frijoles, cacahuetes, aguacates, guayabas, piña, habichuela, chirimoya, guanábana, cacao o el ají. En cuanto al sur la variedad es de nuevo extensa: nos quedamos con el cebiche peruano y la sabrosas carnes rioplatenses y su condimento, el chimichurri.

Ásia
Asia presenta una de las más variadas gastronomías del mundo, productos como el arroz, el pescado, las verduras, y las especias son básicos en la cocina de este continente, pero desde la región del sudeste asiático, hasta el Asia oriental, cada región tiene sus tendencias, marcadas por la religión, el clima, las colonizaciones y otros aspectos sociales. La comida china es resultado de la antigua tradición culinaria de ese país; con el arroz como componente esencial, se busca el equilibrio entre los cinco sabores básicos: dulce, salado, ácido, amargo y picante. En el caso de la India y su historia colonial, la gastronomía fue incorporando diferentes prácticas, aunque la mayoría de los sabores están relacionados con el uso de especias. Ambas tienen influencia en la cocina del sudeste asiático, ahí son comunes los platos de arroz o fideos, con ingredientes como soja, pimientos, curry, leche de coco o salsas picantes. La gastronomía de esta zona también incluye insectos, aspecto que llama mucho la atención de los turistas. Mención aparte merece Japón, con su particular cultura gastronómica celebrada mundialmente: hoy en día todos conocemos sus platos más célebres, como el sushi, la tempura o la sopa de miso.

Oceanía
Aunque la gastronomía de Oceanía se describa como una mezcla de la Europea y la Asiática, este lejano continente tiene muchos secretos escondidos en sus islas. Sin ir más lejos, Haway es uno de los destinos preferidos de los turistas gastronómicos, la variedad y la calidad de sus platos asegura una vacaciones gastronónicamente enriquecedoras. También en la polinesia francesa encontramos exóticos platos de pescado marinado combinado con jugosas frutas. Y una interesante mezcla de culturas en Nueva Zelanda.

Como ves, este planeta no tiene desperdicio. Sin embargo para cerrar este artículo, nos hemos propuesto encontrar el país cuya comida más os gusta… y también el país perdedor, ¡el antihéroe de la gastronomía mundial! Por eso os pedimos que dejéis un comentario con vuestros dos votos: el voto a la mejor comida del mundo y a la peor.

4 Comentarios
  1. Marianela

    Para mi la mejor comida del mundo es la del Mediterráneo: variada, rica y sana. Creo que no es casualidad que los mejores cocineros del mundo y ahora el mejor restaurante del mundo, estén por estos lados.
    El país donde peor he comido: Inglaterra (excepto cuando iba a un restaurante de comida no inglesa)

  2. Ainhoa

    Estoy con Marianela, nada peor que el fish and chips como plato nacional! En cuanto a la mejor… (dejando de lado lo obvio, que es nuestra cocina mediterranea) desde pequeña me gustó siempre la comida mexicana. Aunque ultimamente me he aficionado bastante a japón

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.