Panela y stevia como alternativas al azúcar

Cada vez somos más conscientes de que el azúcar es un alimento que consumimos en exceso y que tendríamos que limitar. La Panela, la stevia, el sirope de ágave son algunas de las alternativas al azúcar que cada vez toman más protagonismo. En 2014 la propia OMS endureció su postura respecto al consumo de azúcar fijando como ideal un límite del 5% de azúcar en nuestra dieta. Y los políticos ya han puesto en su punto de mira el azúcar como el nuevo tabaco. Las razones para dejar el azúcar son casi innumerables: Favorece la acumulación de grasa corporal y la diabetes, induce estrés oxidativo en el cuerpo, reduce la producción de la hormona leptina que regula el apetito, acelera el envejecimiento deteriorando las proteínas del organismo…

Endulzantes naturales

 

A la hora de tomar café entonces, ¿qué consumimos que no sea azúcar? Os contamos cuáles son las alternativas y qué debemos saber sobre estas opciones, pues algunas no son tan recomendables:

Fructosa

 

En realidad, el azúcar común está compuesta a partes iguales por glucosa y fructosa. Muchos creen que la fructosa es mejor que el azúcar porque tarda más en llegar a la sangre (tiene por lo tanto menor índice glucémico). Sin embargo, la fructosa llega más tarde y en menor medida a la sangre porque el hígado tiene que procesarla antes (sobrecarga el hígado) y además deteriora las proteínas del cuerpo más que el azúcar y reduce el colesterol bueno o HDL. En suma, la fructosa cuando está naturalmente dentro de la fruta no debería ser un problema para personas sanas, pero consumirla de manera aislada no parece una buena idea.

Miel

 

La miel se compone sobre todo de glucosa y una parte más pequeña de fructosa. En el caso de la miel hay que diferenciar además entre la miel procesada o clarificada (ésa que es de un color ámbar bastante transparente) y la miel cruda que es densa y opaca. La segunda no sólo tiene un índice glucémico menor (afecta menos al azúcar en sangre) sino que nos aporta mucho más nutrientes que se pierden en el procesado de hervido como enzimas digestivas y efectos antibacterianos.

Sirope de ágave

 

Mucha gente lo consume como alternativa a la miel pensando que es más saludable porque es menos glucémico. Pero es menos glucémico porque es casi pura fructosa, por lo que puede calificarse de un ‘falso amigo’.

Panela

 

Se obtiene a partir del jugo de la caña de azúcar y se puede considerar la ‘forma’ de azúcar más aceptable porque nos ofrece nutrientes como algunos minerales y vitaminas del grupo B. Si queremos consumir un azúcar lo más natural y menos refinado posible, la panela es la opción que estamos buscando.

 

Stevia

 

Esta planta originaria de Paraguay se ha convertido en uno de los endulzantes más recomendados por expertos, y no es para menos. Es mucho más endulzante que el azúcar, no tiene calorías y es de origen natural. Normalmente se vende stevia blanca concentrada en los compuestos endulzantes (steviósidos), pero si conseguimos la forma verde natural obtendremos aún más beneficios en forma incluso de posibles efectos antidiabéticos.

Azúcar de coco

 

Proveniente de Centroamérica, el azúcar de coco tiene un índice glucémico medio y uno de los perfiles nutricionales más interesantes.

Edulcorantes

 

Aparte de estos endulzantes naturales, tenemos los que solemos denominar edulcorantes, entre los que podemos encontrar en los supermercados y tiendas especializadas de alimentación básicamente tres para añadir al café:

Sucralosa

 

Edulcorante descubierto en 1976, en Europa se conoce también por el código E955. Se obtiene a partir del azúcar y aunque es por lo general mejor un polialcohol (mencionados más tarde) que un edulcorante, este es posiblemente el más seguro de cuantos edulcorantes hay.

Sacarina

 

Es el edulcorante por excelencia, descubierto en 1876 y etiquetado también como E954. La sacarina siempre ha suscitado debates sobre su seguridad.

Xilitol

 

Técnicamente se denomina un polialcohol (híbrido entre molécula de azúcar y de alcohol). El xilitol es uno de los polialcoholes más interesantes ya que combina un muy bajo índice glucémico con un sabor no muy distinto al azúcar y un efecto anti caries. Se considera uno de los mejores edulcorantes.

 

Con cualquiera de los sustitutos del azúcar, la moderación siempre es igualmente aconsejable. Y, como hemos visto, no todas las alternativas al azúcar son iguales. Sea el que escojamos, no olvidemos que el café es un aliado en nuestra dieta.

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.