Ganar peso-


Algunas personas se sorprenden cuando escuchan a otra gente decir “estoy intentando ganar peso”. Esto suele pasar porque vivimos en un contexto donde más de la mitad de la población tiene sobrepeso u obesidad. Cosa que además hace en ocasiones que quien no puede ganar peso sea visto como “un bicho raro que se recochinea de su condición”.

Sin embargo debemos comprender que hay situaciones y personas que realmente tienen dificultades para hacerlo, al igual que hay otras que tienen una predisposición genética a ganarlo.

Algunas de estas situaciones, además de la propia ya comentada, suelen ser:

-Enfermedades crónicas o largas hospitalizaciones

-Personas delgadas que quieren sentirse más sanas y mejor consigo mismas.

-Deportistas que quieren ganar peso para mejorar su rendimiento.

-Personas mayores que están perdiendo peso de manera no intencionada.

Ganar peso, o recuperar puede ser tan difícil como perderlo. Dependerá de los hábitos, de la rutina y también de la persona. En líneas generales podemos decir que los principios básicos a aplicar a este proceso son los mismos que para la pérdida de peso. Con matizaciones metabólicas y genéticas, para ganar peso se debería hacer un balance energético positivo. Esto quiere decir, que tenemos que consumir más calorías que las que gastamos con nuestra actividad.

Algunas cosas a tener en cuenta antes de empezar un proceso de ganancia de peso son las siguientes:

 

Sé consciente de cómo es tu cuerpo por sí mismo

La genética juega un papel fundamental en nuestra composición corporal y en cómo ganamos grasa y músculo. Si eres una persona delgada pero estás sana, quizás sea propio de tu familia.

Nuestra propia genética determina gran parte de cómo somos, aún así, dependiendo de las condiciones nuestro aspecto y peso puede moverse en un gran rango de variabilidad. De esta manera es comprensible que tras una enfermedad y buenos hábitos sea más fácil recuperar el peso, que por ejemplo alguien que es “naturalmente” delgado engorde.

 

Aléjate de productos milagro:

Hay una innumerable oferta de suplementos y complementos que se aprovechan de la desesperación de las personas, tanto para perder como ganar peso.

Usa solo productos de alimentación especial si te los prescribe un Médico o un Dietista-Nutricionista; y sobre todo estate alerta de las promesas de productos milagro de herbolario y parafarmacia.

 

Que prime la calidad frente a cantidad

Tenemos que tener en cuenta que si queremos ganar o recuperar peso debe ser principalmente por salud. Sería por tanto una irresponsabilidad, ganarlo con unos hábitos incorrectos.

Por tanto NUNCA deberíamos buscar ese balance energético positivo mediante:

-Consumo de alimentos descontrolado

-Reducir nuestra actividad física

-Adoptar una dieta menos sana y más calórica.

 

Recomendaciones dietéticas

Personalmente recomiendo algunos trucos como son los siguientes:

Hay alimentos que tienen alta densidad calórica. Es decir, que en poco volumen, nos aportan muchas calorías. Pero no todos son adecuados para nuestro objetivo. Un ejemplo es la bollería y los dulces. No debemos incrementar estos grupos de alimentos a pesar de que cumplan estas características. En cambio, debemos primar la presencia de otros grupos de alimentos que también tienen densidad calórica. Por ejemplo recurriendo a frutos secos, aceites saludables como el de aceite de oliva virgen extra o por ejemplo a quesos podemos aumentar las calorías de nuestros platos sin que el volumen se incremente apenas.

Algunas preparaciones también ayudan: los purés o cremas pueden llevar consigo un aporte calórico importante si llevan lácteos, aceites, patata, zanahoria… y además estamos aportando verdura de un modo que no llena tanto como en otras preparaciones. Las legumbres también pueden triturarse y hacerse preparados más densos con ellas, y por supuesto sin olvidar las fuentes de proteína como son huevo (que puede acompañar como extra a muchas recetas) carne y pescado.

La fruta también se puede transformar y reconvertir a batidos, a ser posible manteniendo su pulpa y adicionando otros alimentos.

Si queréis profundizar en estos trucos dietéticos podéis consultar algunas recomendaciones de otros Dietistas-Nutricionistas. Y por su puesto no olvides que el aspecto psicológico es imprescindible: un buen descanso, poco estrés y sobre todo ser consciente de que los objetivos que queremos conseguir son realistas.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.