remedios alergias

La primavera la sangre altera. O eso dicen. Y lo cierto es que es una época de alteración en bastantes sentidos; pensemos simplemente en las alergias que parecen tan comunes a la primavera como el deshielo o el florecer de los árboles. Si miramos las cifras, en el fondo no se trata de un tema menor. Desde finales del siglo XX, el aumento de las alergias transmitidas por el aire ha sido vertiginoso. En parte podría explicarse por el crecimiento de la polución ambiental en ciertas zonas y nuestros sistemas inmunitarios a la par más comprometidos. Con todo y con esto, el coste mundial cada año de los tratamientos de alergias se cuenta por más de 7.000 millones de dólares, nada menos.

Las alergias respiratorias suelen incluir síntomas como congestión nasal, inflamación ocular -llamada conjuntivitis- y picores. A pesar de que en efecto los tratamientos farmacológicos han mejorado en los últimos tiempos para tratar las alergias, sí existen remedios naturales empleados casi ancestralmente para hacer frente a éstas. Remedios que por ejemplo pueden atajar problemas derivados de las alergias que los anti-histamínicos no afrontan, tales como reducir la sobrecarga de células T.

–        Ácido rosmarínico

mentaEl ácido rosmarínico es un polifenol que se halla en plantas como el basilisco, la menta, el romero, hojas de perilla o salvia. El consumo de extracto de ácido rosmarínico ha demostrado en humanos por ejemplo suprimir reacciones alérgicas previniendo la sobreactivación inmunitaria, en parte eliminando el exceso de células T activadas, mientras no afecta la capacidad del sistema inmunitario para resguardar contra enemigos externos.

–        Luteolina

trébolTambién se trata de un polifenol, en este caso encontrado en el apio, tomillo, trébol o diente de león. Igual que el ácido rosmarínico, es otro compuesto con potentes propiedades antialérgicas y ha sido durante siglos empleado por los japoneses para reducir síntomas de asma por ejemplo.

En un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Osaka, la luteolina demostró ser el más potente inhibidor de la producción de un compuesto inflamatorio denominado interleuquina-4, uno de los dos más importantes estimulantes alérgicos que hay en la sangre. La Universidad de Okayama además comprobó que la luteolina es un poderoso inhibidor de la liberación de histaminas, y es efectivo incluso en dosis muy bajas.

–        Quercetina

cebollaLa quercetina es, al igual que el ácido rosmarínico y la luteolina, un tipo de polifenol en cuyo caso potencia la respuesta inmunitaria frente a bacterias y virus, y aunque es menos específico contra las alergias que los otros dos compuestos anteriores, también tiene su papel. Encontrado en el vino tinto o las cebollas, el consumo de quercetina en humanos reduce la probabilidad de sufrir infecciones respiratorias tras el ejercicio intensivo. También parece mejorar la respuesta humana frente a la gripe A.

Las propiedades antialérgicas de la quercetina se centran en que previene la liberación de histaminas, actuando como un antihistamínico natural de manera semejante a algún fármaco. Investigadores de Brasil y Corea han conseguido proteger a animales de reacciones alérgicas fatales pre-tratándolos con quercetina.

En cualquier caso, éstos no son los únicos remedios existentes contra las alergias primaverales. Se sabe que entre los beneficios de la acupuntura está calmar un sistema inmunitario sobreactivado como es típico en las reacciones alérgicas, habiendo incluso puntos de trabajo en el cuerpo y rostro con los que coadyuvar si cabe más a descongestionar la nariz. También claro existen opciones homeopáticas que deben ser personalizadas para quienes confíen en esta práctica. Y en el ámbito más casero para solventar síntomas si puede decirse así, las inhalaciones de vapor de agua con gotas de aceite de romero, árbol de té o eucalipto o una combinación de éstos se enmarca como un habitual remedio tradicional.

perejilY por último, pero no por ello menos relevante, ¡no olvides el perejil en tus ensaladas! Es un antihistamínico natural. Y es que si lo natural es estar sano, lo sano es mirar hacia la Naturaleza y las maravillas que nos depara.

1 Comentario
  1. Marian

    | Responder

    Adolfo David es un impresentable. No hace más que censurar a la gente que no está a favor de los suplementos alimenticios como parte de la dieta. Una pena.

Deja tu comentario