té matcha

¿Qué es el matcha?

 

El matcha es un tipo de té verde que se cubre durante 3 semanas antes de la cosecha para acentuar su color. La recolección se realiza a mano eligiendo hojas jóvenes y pequeñas para obtener el matcha de mayor calidad. Después, se muelen las hojas antes de ser finalmente empaquetadas.

Su color verde intenso, casi fluorescente, llama la atención. Su sabor fuerte y vegetal, que puede recordar a las espinacas o a la hierba de los pastos, es muy característico. El té matcha es la única forma de té en la que se consume toda la hoja.

En Japón forma parte de la llamada ceremonia del té y en el resto del mundo se aprecia tanto por el sabor como por sus beneficios de salud.

 

¿Qué beneficios aporta?

 

Además de los beneficios generales del té verde, debemos decir que el matcha es rico en vitamina C, E, del grupo A y sobre todo muy rico en polifenoles que tienen acción antioxidante. Los polifenoles se han asociado múltiples veces con la prevención de distintos tipos de cáncer, además como freno de enfermedades cardiovasculares y procesos de envejecimiento.

Además reduce el colesterol malo, regula los niveles de azúcar, controla la tensión arterial y puede mejorar la resistencia del cuerpo a diversas toxinas.

Los estudios también muestran que las poblaciones que consumen alta cantidad de matcha tienen menos problemas de hígado e incluso algunas investigaciones apuntan a potenciales usos en el caso de hepatitis.

Para calibrar su potencia antioxidante debemos saber que es 100 veces más efectivo que la vitamina C y 25 veces más que la vitamina E a la hora de proteger el material genético. Es hasta el doble de antioxidante que la concentración de resveratrol que encontramos en el vino tinto y puede relanzar el metabolismo combatiendo el sobrepeso.

 

La historia del matcha

 

Para hablar del té verde matcha debemos tener en cuenta antes que la historia del té mismo como bebida comienza 3000 años a.C. en China. El matcha no comenzó a usarse hacia los siglos VII a IX de nuestra era, aunque tuvieron que pasar algunos siglos hasta que se moliera. Inicialmente se usaban las hojas enteras (o cortadas) como hacemos como la mayoría de tés.

Pero la historia de la popularización del matcha y de la propia ceremonia del té en particular arranca en el siglo XII con el viaje de vuelta a Japón de un monje budista que había estado en China. Aquel monje, llamado Eisai, es valedor por la introducción no sólo del matcha como té sino también del budismo zen en Japón en cuyo estilo de vida se enmarca aquel ritual o ceremonia del té. Durante el Renacimiento en Europa, el matcha ya es considerado en Japón, una bebida de las clases altas.

Ceremonia del té matcha : Paso a paso cómo realizarla

 

La conocida como ceremonia del té tiene unos pasos muy sencillos que hay que respetar y seguir. Si bien los beneficios de salud del matcha puedes disfrutarlos sin este ritual, al realizarla estarás en contacto con la esencia cultural de este apreciado té:

1.- Primero vamos a precalentar la taza. Calienta agua a unos 80 grados y antes de que hierva,  échala en una taza. Retira el agua y seca la taza cuidadosamente. Conserva ese agua sin que se enfríe.

2.- Si vas a hacer un té matcha ligero (Usucha) echa de media 2 cucharaditas en la taza. Si vas a hacer un té matcha consistente (Koicha) echa de 3 a 4 cucharaditas. Lo mejor es usar un colador para que el polvo de matcha sea lo más fino posible.

3.- Vierte el agua que has mantenido muy caliente de nuevo en la taza. Si va a ser Usucha (ligero) echa más cantidad que con un Koicha (consistente).

4.- En el caso del Koicha, remueve circularmente. En el caso del Usucha, dibuja con la cucharilla movimientos en forma de W para que haga algo de burbujas en la parte superior.

5-. Es un té que hay que beber en el momento para aprovechar todas las propiedades del té matcha.

Te recomendamos seguir estos sencillos pasos de la ceremonia del té. Si el té es cultura y salud, el té verde matcha y su ceremonia son la expresión mayor de ello.