Skip to content

Cómo mantener el peso en Navidad

Cómo mantener el peso en Navidad

Las fiestas Navideñas se acostumbran a celebrar con la familia y alrededor de la mesa.  Aunque este año la celebración será distinta, seguro que vamos a disfrutarla y a compartir experiencias mágicas de la mejor manera. Las navidades son una tradición donde la mayoría prepara elaboraciones y alimentos más lujosos para darle a los días señalados un ambiente más festivo. Es sin duda uno de los momentos que más se disfruta, aunque es importante saber controlar nuestra ansiedad y mantener el peso en Navidad. ¿Es la comida lo que nos hace disfrutar realmente de estas fiestas?

Las comidas navideñas pueden ocasionar una preocupación o ser un problema de salud si no se controlan los excesos. Por este motivo, queremos darte 10 consejos para mantener el peso en Navidad:

Realiza ejercicio

Si llevas un estilo de vida saludable y tienes como hábito hacer deporte, ¡no te pares!. No abandones tu rutina y sigue con tus hábitos de ejercicio. Si no lo practicas, es un buen momento para empezar. Dedica 30 minutos o una hora al día a hacer ejercicio: camina, sal a dar un paseo con tu familia, planea una excursión a la montaña, sal a correr o ve al gimnasio. Lo que prefieras. El ejercicio es imprescindible y hay que sumarlo al mantenimiento y cuidado de tu dieta para tener una vida saludable. Además, te ayudará a sentirte mejor.

No te saltes comidas

Cuando tenemos una comida en las que habrá preparaciones más elaboradas, nuestra primera reacción suele ser disminuir o eliminar las comidas previas. Eliminar una comida sólo provoca dos cosas: que en la siguiente tengamos más hambre y que no seamos capaces de hacer buenas elecciones de lo que vamos a comer. Establece un horario y una rutina durante las fiestas navideñas. Te ayudará a disfrutar de las comidas de manera moderada y a controlar el hambre. Compensar te puede jugar una mala pasada, ¡evítalo! Y aunque hayas realizado una ingesta copiosa tampoco te saltes las siguientes comidas. Es preferible que las hagas todas, aunque sean más suaves.

Evita el picoteo

Programa tus comidas diarias y no piques entre horas. Durante las comidas navideñas es habitual que la mesa esté llena de platos con diferentes aperitivos para picotear. En este caso, en lugar de comer directamente de las bandejas te recomendamos añadir lo que te apetezca en el plato, para controlar y ser consciente de la ración que te vas a comer. Sino, se pierde la noción de la cantidad que hemos comido y llegaremos al plato principal casi sin hambre

Come variado y elige productos con ingredientes 100% naturales

Si quieres mantener el peso en Navidad, varía los alimentos de tus comidas durante los días no festivos y sigue con tus rutinas y hábitos alimentarios. Apuesta por las frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, proteínas de calidad y grasas saludables, y modera los alimentos ultraprocesados y/o refinados. Durante las comidas de navidad, disfruta de los platos tradicionales de tu hogar porque es el mejor momento y son los días indicados para hacerlo. Puedes comer de todo, con moderación e intenta no llenarte el plato más de lo que comes habitualmente. Planifica y organiza la compra: cocina sólo la cantidad de comida que se va a comer aquel día. Procura que la comida que sobre no siga en tu mesa o en la nevera los días o semanas siguientes. Si sobra, puedes congelar en raciones. 

Limita el consumo de alcohol y dulces

Las bebidas alcohólicas son perjudiciales para nuestra salud y además aportan calorías vacías. Si te apetecen durante las comidas o quieres brindar, sírvete una ración moderada y acompáñala siempre de un vaso de agua. Ofrece otro tipo de bebidas como bebidas navideñas o infusiones, con jengibre o canela, por ejemplo. Pueden gustarte y servirán para sorprender a tus invitados. Incluso pueden resultar digestivas. Si quieres ideas, puedes preparar una bebida navideña con agua con gas, hielo y frutos rojos. Otra elección puede ser una infusión de hinojo, cardamomo y canela o, otra opción, una infusión de hinojo y jengibre.
Durante las comidas navideñas modera también los dulces. Sírvete los que te apetezcan en un plato y no picotees de más.

Hidrátate bien​

Recuerda beber un mínimo de 6-8 vasos de agua al día. Puedes incorporar caldos o infusiones digestivas como las de jengibre, manzanilla o anís estrellado para tomar después de las comidas o entre horas. Te ayudaran a hidratarte, a mejorar tus digestiones y a mantener el peso en Navidad. 

Cómo mantener el peso en Navidad

Prueba de cocinar algunas recetas más saludables

Escoge entrantes más ligeros antes de servir los platos principales. Ensaladas variadas, verduras, marisco hervido y carnes magras como el jamón, por ejemplo. Y en los postres aprovecha para sorprender y que la fruta sea el ingrediente principal. Una macedonia o unas brochetas pueden quedar deliciosas. 

Sustituye alimentos

Haz de tus recetas platos más saludables donde predominen productos de calidad. Sustituye los cereales refinados por cereales integrales. Carnes grasas y procesadas por carnes magras de pollo, pavo o conejo. Embutidos grasos por fiambres de pavo, jamón dulce, jamón serrano sin grasa o conservas de pescado en aceite de oliva o al natural. Cambia la bollería industrial por bollería casera: prepara tu propia repostería y disminuye la cantidad de azúcar añadido, utilizando endulzantes naturales como la fruta o las frutas secas. Utiliza grasas saludables como el aceite de oliva para cocinar y condimenta tus elaboraciones con aguacate o frutos secos.

Evita el estrés

Las navidades están a la vuelta de la esquina: organízate y no lo dejes todo para el último momento. Planifica el menú de las fiestas navideñas, las compras, el decorado, los regalos, las citas… Relájate y disfruta de los días festivos. Date tiempo para ti y para tu familia, aprovecha para hacer cosas que te gusten y las que más te apetezcan. No te preocupes, ya habrá tiempo para seguir con el trabajo.

Con tranquilidad. Mastica bien los alimentos, saboréalos, fíjate en su textura y en el color. Te ayudará a ser consciente de lo que comes, a escuchar a tu cuerpo y sus señales de saciedad y a no excederte en la comida. Para mantener el peso en Navidad te recomendamos también comer raciones adecuadas y disfrutar más de la comida. Además, evitarás la sensación de empacho después de las ingestas, uno de los malestares más comunes de las fiestas navideñas.

Las navidades se celebran una vez al año y como dice el dicho: una vez al año no hace daño. Si te gustan las Navidades intenta disfrutar de ellas y de tu familia al máximo. Sé consciente que las comidas de navidad no duran más de 4 o 5 días y no permitas que la magia de la navidad se centre únicamente en ellas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Quizás te interese
Rollitos de pepino y queso
Ensaladas, legumbres y verduras

Rollitos de queso y pepino

Descubre cómo preparar unos deliciosos rollitos de queso y pepino para sorprender a tus invitados. Usa el queso de untar natural Arla.