dietas expres

Cuando empieza a hacer buen tiempo, una gran parte de la población se acuerda del bikini, y entran las prisas para perder esos kilitos de más. Es el momento en el que empezamos a ver más anuncios de dietas exprés y detox. ¿Son realmente fiables? ¿Funcionan? ¿Qué tenemos que saber para diferenciar las dietas buenas de las malas y no perjudicar a nuestro organismo? De la mano de la nutricionista Neus Elcacho, hoy te aclaramos todas las dudas:

¿Son buenas las dietas exprés?

Una pérdida de peso saludable se considera que es hasta 4 o 5 kilos al mes. Perder más peso, la mayoría de las veces, implica un posterior efecto yo-yó. ¿A qué se debe esto? A que nuestro cuerpo está genéticamente hecho para que cuando pasa épocas de hambre, guarde más reservas para posteriores hambrunas. Por ello, cuando hacemos una dieta muy restrictiva, hipocalórica o exprés, y nuestro cuerpo pasa hambre, después lo recuperamos, y con creces.

Podemos realizar una dieta que nos ayude a perder peso y a definir nuestra figura, y no hace falta que eliminemos las grasas, la fruta, ni los hidratos o que pasemos hambre. No sólo porque no será una pérdida duradera sino también porque con cada dieta exprés que hacemos, nuestro metabolismo va relantizando su quema de calorías para poder sobrevivir con poco alimento en las posteriores hambrunas (o dietas).

Además, si a estos dos factores le sumamos que a partir de los 40 años nuestro metabolismo se relantiza un 10% de forma natural, cada vez nos puede parecer que se suman más los quilos y que es más difícil perderlos.

Cómo perder peso en verano

La solución saludable que proponemos los nutricionistas es:

Priorizar nuestro tiempo

Si queremos conseguir cosas diferentes, tenemos que empezar a hacer las cosas de forma diferente. Por ello es importante que una vez a la semana nos organicemos las tareas y guardemos algo de tiempo para hacer la compra correctamente, preparar los menús, cocinarnos, tener tiempo de ocio, de descanso y también para realizar ejercicio.

El deporte es importante

Recomendamos empezar a realizar actividades físicas que nos hagan distraernos y en las que nos lo pasemos realmente bien (para que no se convierta en una obligación y sea más fácil mantenerlas como rutina a lo largo del tiempo).

Las terrazas y los planes de verano

Es importante también, si queremos empezar a controlar el peso, concienciarse, recordar nuestros motivos, y controlar las comidas copiosas, los aperitivos y el alcohol tan típico de las terrazas cuando empieza a hacer buen tiempo.

La importancia de una dieta equilibrada

Es esencial seguir una dieta rica en verduras (tanto en la comida como en la cena), proteínas de calidad (carne, pescado, huevos, lácteos, legumbres), grasas saludables (frutos secos, aceite de oliva virgen extra, aguacate…) y controlar las cantidades de cereales (pan, arroz, pasta) pero siempre tomarlos integrales para que sean más saciantes y tengan más vitaminas y minerales.

Cuidarnos este verano no es tan difícil, sólo necesitamos organización, recordar nuestros objetivos y empezar con algo de tiempo para no ir con prisas utilizando métodos como dietas exprés. Si algunos pueden, ¿por qué no podrás tú también?

Desde aquí te animamos a conseguirlo, nada es imposible.

El queso cottage para dietas bajas en grasa

Si has decidido cuidarte y hacer dieta, el queso cottage puede convertirse en tu gran aliado. Se trata de un queso bajo en grasa y con gran poder saciante que es ideal para este propósito. Descúbrelo en este artículo.

queso cottage