Skip to content

Espárragos verdes con los 5 sentidos

Esta semana os proponemos cocinar espárragos verdes. Este alimento de temporada aporta fibra, vitaminas, antioxidantes y potasio. Se puede preparar al vapor, a la brasa o a la plancha y permite múltiples combinaciones. El cocinero David García nos propone tres recetas fáciles y sabrosas.

Cómo preparar espárragos verdes

1- Risotto de espárragos trigueros con brotes de espinaca

rissotto-esparragos-finello

David García explica que el secreto de un buen risotto es prescindir de la nata. En cuanto a la combinación de ingredientes propone: arroz, mantequilla, queso, cebolla, puerro, brotes de espinacas  y trigueros. Conseguiréis un contraste de colores y sabores muy agradable.

2- Trigueros en tempura rellenos de Havarti fundente

esparragos- tempura

Un entrante fresco, crujiente y cremoso que sorprenderá a nuestros invitados. Enrollaremos el triguero en queso Havarti y rebozaremos con una harina especial para tempura. En esta receta jugaremos con la forma y textura del espárrago verde, ¡puede ser una buena forma de introducir esta verdura a los niños!

3- Salteado de garbanzos, trigueros y queso azul

ensalada, garbanzos, trigueros

Las ensaladas son una gran apuesta para los espárragos trigueros. El cocinero David García propone una ensalada templada con garbanzos y queso azul. ¡Un plato sabroso que permite recuperar sobras y muy fácil de preparar!

Si buscáis inspiración para elaborar nuevos platos con verdura, os recomendamos estas recetas, ¡que aproveche!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Quizás te interese
Salmorejo de fresa
Ensaladas, legumbres y verduras

Salmorejo de fresas y frambuesas

¿Te atreves a preparar un salmorejo sin tomate? Sorprende con esta receta de frutos rojos que sabe a fresas y frambuesas. El cocinero Mario Sandoval cuáles son los ingredientes y cantidades apropiadas para preparar esta sopa fría de verano y cómo podemos trabajar la presentación del plato con una brocheta de fruta y queso. ¡Descubre este salmorejo que sabe a beso! »