Por qué es bueno tomar fruta de temporada

Como bien es sabido por todos, ya que es algo en lo que insistimos hasta la saciedad, es necesario el consumo de frutas y verduras. Las recomendaciones establecen un consumo de cinco raciones de fruta y verdura a lo largo del día, y, centrándonos sólo en la fruta, de, al menos, tres raciones.

¿Qué beneficios nos aporta la fruta?

La recomendación de la ingesta de, al menos, tres raciones de fruta a lo largo del día, se establece por la necesidad que tenemos de ingerir una cantidad suficiente de vitaminas, minerales y fibra, que son nutrientes que se encuentran en una elevada proporción en ellas. Sin embargo, no es sólo por el aporte de nutrientes, sino porque también se ha demostrado su beneficio más allá de ellos gracias a los componentes bioactivos que contienen. El consumo de fruta y verduras nos protege frente al estrés oxidativo, frente a moléculas con capacidad de producir cáncer, frente a agentes externos y muchas más cosas. No significa que sólo por consumir fruta y verdura no vamos a desarrollar ninguna enfermedad, no, no es eso. Si las consumimos, disminuimos el riesgo de contraerlas, lo que no es poco.

Eso sí, es preferible tomar fruta entera ya que el zumo no está considerado como fruta. El zumo no es más que el agua de la fruta donde se encuentran disuelto todo el azúcar, vitaminas y minerales, pero sin la fibra, o sin toda la fibra, en aquellos en los que queda algo de pulpa. Al destruir la estructura de la fruta, no la podemos masticar, que no olvidemos que es el primer paso del proceso digestivo, la digestión será mucho más rápida, y nos estaremos perdiendo gran parte de las vitaminas y minerales que se quedan atrapados en la fibra que desechamos. Dicho de otra manera, si nos queremos tomar un zumo, bien, pero tenemos que ser conscientes que va a ser como una bebida azucarada y nos vamos a perder gran parte de los beneficios que nos aporta el tomar una pieza de fruta entera.

 

Tomar fruta con queso cottage

¿Cuándo debemos tomar fruta?

 

Para poder llegar al consumo de la cantidad diaria recomendada de fruta, lo más lógico sería introducirla de postre de las comidas principales. Sin embargo, no hay ningún problema por tomarlas en otro momento del día, como entre horas.

Tengo que decir que yo soy el primero al que le cuesta comer fruta, sobre todo en algunas épocas del año donde no tenemos tanta variedad, y tengo que recurrir a algunos trucos para que no me dé tanta pereza tomarla. Por ejemplo, dedicar 10 minutos al día a preparar toda la fruta del día. Si es fruta que no se oxida, se puede mantener perfectamente, pero, si es fruta que se oxida con facilidad como las manzanas, la podemos preparar como en macedonia, mezcladas sobre todo con cítricos que las van a proteger de la oxidación. Otro truco es mezclarla con otros alimentos, por ejemplo, un yogur queso quark o cottage. Una pieza de fruta mezclada con cualquiera de estos dos es un desayuno o una merienda perfecta. También podemos incorporarla en nuestro plato principal, como, por ejemplo, una ensalada.

¿Por qué fruta de temporada?

 

Para poder beneficiarnos de todas las ventajas de comer fruta, es necesario consumirlas en su punto óptimo de maduración. Es decir, es importante el consumir frutas y verduras de temporada. Está demostrado que las frutas de temporada contienen una mayor proporción de nutrientes que las que se han hecho madurar artificialmente o en una cámara frigorífica. Al madurar el fruto en la planta, ésta le está aportando todos los nutrientes que debe contener, mientras que si recolectamos el fruto sin madurar, este proceso se detiene y es la razón por la que contienen menos nutrientes.

¿Cuáles son las frutas de primavera?

 

Ahora que empieza la primavera, la cantidad de frutas de temporada es bastante mayor que en invierno, donde tenemos menos variedad. En marzo empiezan las primeras fresas, en abril los primeros albaricoques, las cerezas, dependiendo del tiempo, en abril o mayo es cuando empiezan. También tenemos nísperos, seguimos con los kiwis y, por el contrario, terminan las mandarinas. Los melocotones casi en mayo, al igual que las nectarinas. En definitiva, entramos en la época donde vamos a tener mayor variedad.

Desde Naturarla, os animamos a que disfrutéis de la variedad y combinaciones que nos ofrece la fruta de temporada.