intolerancia-lactosa


Natalia Berger

Cuando hablamos de “intolerancia a la lactosa” parece sencillo desde fuera: prohibido tomar leche. En la realidad las cosas son un poco más complejas y hay multitud de alimentos y aditivos que a simple vista parecen inofensivos pero que son una amenaza para aquel que sufre la intolerancia. Hoy hemos decidido hacer un repaso de todos los peligros escondidos:

Alimentos prohibidos: Cualquier comida que lleve leche o productos lácteos, ya sea nata, queso, mantequilla o margarina etc. También debemos tener cuidado con algunos aditivos que proceden de la leche y llevan lactosa, por lo que es importante leer siempre las etiquetas y evitar aditivos como lactosa, monohidrato de lactosa, azúcar de la leche, sólidos lácteos, lactitol (E966), trazas de leche, suero, cuajo, cuajada, grasas de leche…

Alimentos peligrosos: En el mercado actual se comercializan muchos alimentos que, sin ser productos lácteos, a menudo contienen lácteos en su composición y debemos prestar atención. Alimentos especialmente susceptibles son: purés y sopas, pan, pasteles, fiambres y embutidos, frituras de carne, sucedáneos de huevo en batidos, flanes, bollería, galletas y tostadas, cereales enriquecidos, alimentos precocinados, aderezos de ensaladas y mayonesas, rebozados, medicamentos, complejos vitamínicos, dentífricos…

Atención: Pequeñas trampas que podemos encontrar en el camino:

  • Los ingredientes de origen lácteo, como Lactatos (E325, E326, E327), Esteres lácticos (E472b), Proteínas de la leche, Caseína, Caseinato, Caseinato de calcio, de sodio, potásico o magnésico, Lactálbumina o Lactoglobulina no son perjudiciales por sí mismos aunque, por tener el mismo origen lácteo podría haber riesgo de contaminación cruzada. Antes de consumir productos con estos ingredientes debemos consultar al fabricante para asegurarnos de que es apto para intolerantes a la lactosa.
  • Debemos consultar también cuando un etiquetado nos avise de la presentacia de “azúcares” sin especificar qué azucares son, ya que la lactosa es un azúcar.
  • El lactitol, como hemos indicado más arriba, es un derivado de la lactosa que debemos evitar. Se utiliza como edulcorante bajo en calorías para caramelos, chicles sin azúcar, galletas, helados, alimentos bajos en calorías y laxantes. El lactitol es una de las excepciones al etiquetje de alergenos (Directiva europea 25/2005/CE y Real Decreto 1164/2005) y por tanto el fabricante no está obligado a especificarlo en el producto final. Debemos tener precaución con este tipo de productos.
  • También el suero, sólo cuando es utilizado en el proceso de destilación de bebidas alcohólicas, se considera una de las excepciones al etiquetaje de alérgenos y por lo tanto no existe obligación de especificarlo en el producto final. Debemos tener cuidado con las bebidas alcohólicas, como anís, ginebra, vodka etc. y, si es necesario, consultar con el fabricante antes de consumirlas.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.