Dieta proteica para adelgazar | Consejos sobre nutrición en Naturarla Skip to content

Dieta proteica para adelgazar

menú dieta proteica

Dieta protéica

Una dieta proteica para adelgazar es una estupenda opción para perder esos kilos de más que tantos quebraderos de cabeza nos dan. Las dietas proteicas están fundamentadas en una ingesta de alimentos con alto contenido en proteínas. Los alimentos permitidos en una dieta proteicas pueden modular el metabolismo, provocando saciedad y disminución del apetito.

De hecho, consumir diariamente una cantidad adecuada de proteínas es extremadamente importante, ya que además de aportar los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo, la ingesta de proteína influye en la liberación de hormonas que regulan el hambre.

El macronutriente que más reduce los niveles de la hormona del apetito es sin duda, la proteína, seguido de las grasas y, por último, los carbohidratos. 

Por ello, incrementar la ingesta de proteínas nos ayudará con la pérdida de peso y también puede ayudar a prevenir la pérdida de masa muscular que suele haber en dietas hipocalóricas de adelgazamiento.

Cantidad de proteínas en el plato

En un menú proteico, el plato contendrá un cuarto de proteínas y tres cuartos de verduras. Las comidas que realicemos con proteína nos van a llenar más y va a hacer más llevadera la dieta proteica, entre una comida y otra. Algunos alimentos permitidos en proteínas son todo tipo de carnes, pescados y marisco, huevos, ensaladas, verduras, y grasas saludables como el aceite de oliva, los frutos secos y las semillas.

Es importante que con la proteína animal nos decantemos siempre por la de mayor calidad. Más grasa, en este caso, no quiere decir más calidad, sino que nos tenemos que fijar en la forma como se ha cuidado y tratado el animal, que nos indicará la proporción de nutrientes e hidratos de carbono que tendrá el alimento.

Respecto a los hidratos de carbono, vamos a reducir la ingesta de este macronutriente, evitaremos sobretodo aquellos carbohidratos e intentaremos evitar los cereales como el trigo convencional, que nos generan más inflamación en nuestro intestino en personas con problemas digestivos. Puntualmente podremos consumir pseudocereales como la quinoa o el trigo sarraceno, cereales integrales  y legumbres como garbanzos, lentejas o azukis. 

A la hora de beber, se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua repartidos a lo largo del día, zumos naturales, tés, cafés y bebidas vegetales de almendra, chia o sésamo, o lácteos.

Si no sois vegetarianos, tenéis que tomar como mínimo el 50% de las proteínas que ingiráis de fuentes vegetales y el otro 50% de fuentes animales.  Lo que no podemos hacer en un una dieta proteica es, por ejemplo, comer 160 gramos de carne cada día o casi cada día, y/o comer de baja calidad: hamburguesas, salchichas, embutido… Además, comer más del 50% de proteína animal sobrecarga el hígado y el cuerpo de toxinas.

Ejemplo menú dieta proteica para adelgazar

Desayuno protéico

Un ejemplo de desayuno con proteínas sería:

  • Café o té solo o con leche
  • Dos rebanadas de pan integral con jamón ibérico / pavo / paté vegetal / crema de frutos secos

Comida con proteínas de media Mañana:

Almuerzo con proteínas:

Merienda con proteínas:

  • Kefir de cabra, skyr o tarrina de Arla Protein con coco deshidratado

Cena con proteínas:

  • Papillote de verduras (puerro, brócoli y zanahoria)
  • Caballa o sardinas a la plancha

Ya nos contaréis si probáis este menú centrado en una dieta proteica equilibrada. Recordaros que como siempre la clave es comer todo tipo de nutrientes y en cantidades moderadas priorizando siempre los productos de maxima calidad.

Arla Protein

Realizar una dieta proteica para adelgazar es mucho más sencillo gracias a la gama de productos de Arla Protein. Descubre aquí las diferentes recetas y combinaciones de sabores que te proponemos.

Arla protein

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Quizás te interese
Consomé casero Navidad
Platos calientes

Cómo hacer consomé casero

Os animamos a preparar un buen consomé casero. El chef Mario Sandoval ha elegido los ingredientes tradicionales para hacer un buen caldo: gallina, ternera, verduras, jamón… ¡Es una receta muy, muy fácil!