mitos sobre alimentación

Que a la hora de recibir información sobre nutrición es constante el bombardeo tantas veces incluso contradictorio de ideas, sugerencias y noticias es algo que a casi nadie escapa. A veces parece no sólo que las mentiras de hace décadas son las verdades de hoy sino que a veces esos cambios pasan en el mismo día sólo con cambiar la fuente de información que uno consulte. Es cierto que puede haber supuestas verdades que lo son relativamente, quizás por cómo se expresen por ejemplo o puede haber ciertas verdades para algunos personas que no se cumplan para muchos otros en tanto al fin y al cabo la dieta tiene verdades universales y otras que dependen al final de cada individuo. Repasamos algunos de estos falsos mitos sobre alimentación.

Falsos mitos sobre alimentación

Pero exactamente como digo, sí hay verdades universales. Por lo que lo opuesto también es cierto: hay mentiras universales. Enumeremos algunas, en concreto ocho.

Lo que importa son las calorías

O expresado de otro modo: todas las calorías son iguales. Probablemente ésta sea una de las mentiras para perecederas y complicadas de combatir en el gran público. Por la sencilla razón de que parece lógica y se basa en la llamada ley de termodinámica. Las calorías expresan la energía que aportan los alimentos y lo importante sería cuántas calorías ingerimos y cuántas gastamos. Pero es una mentira porque no todas las calorías las procesa el cuerpo igual. Esto es, el cuerpo procesa de modo distinto las calorías de proteína, de grasa y de hidratos de carbono. La verdad que combate el pensamiento calórico es el pensamiento hormonal, puesto que nuestras hormonas (como la insulina) discriminan entre tipos de calorías.

Comer grasa engorda

Es realmente un mito derivado directamente del anterior. Dado que un gramo de grasa tiene más calorías que un gramo de proteína y de carbohidratos, el pensamiento calórico asume que la grasa es el macronutriente que más engorda. Hace muchos años ya estudios erosionaron esta idea como esta publicación del International Journal of Obesity. Parte de la explicación es que la grasa por ejemplo no tiene mucho efecto sobre la insulina, y al fin y al cabo la insulina elevada es una parte clave para que se produzca acumulación de calorías como grasa corporal. A esa creencia falsa se une además en el mundo anglosajón una curiosa realidad que ayuda poco a combatirla. Y es que gordo y grasa tienen la misma palabra en inglés: ‘fat’. Aparte de esto, hay que saber distinguir grasas buenas y malas. Igual que no todas las calorías son iguales, tampoco toda la grasa es igual.

Reducir la sal es bueno para el corazón

A diferencia de los mitos anteriores que sí están cuestionándose cada vez más por la población, éste permanece inamovible. Sí es cierto que reducir la sal puede contribuir a reducir la presión arterial, aunque modestamente. Pero que reducir la sal contribuye a reducir los infartos de miocardio o cerebrales o incluso la mortalidad cardiovascular es una afirmación que hace bastante agua a la luz de los estudios publicados. Si quieres reducir la mortalidad cardiovascular, pon más atención al azúcar.

Hacer pequeñas comidas a lo largo del día mejora el metabolismo

Hacer a lo largo del día 4 o 5 pequeñas comidas puede funcionar para muchas personas. Para otras menos en tanto te mantiene constantemente comiendo aunque sea poco y al final es fácil sobreconsumir. Esto en concreto es una verdad o no según la persona. Pero lo que sí es una mentira según los estudios es que tu metabolismo sea mayor si estás regularmente comiendo algo.

Los huevos aumentan el colesterol

Aquí hay una pequeña parte de verdad que en el fondo transmite una gran mentira: que los huevos son malos para el corazón. Todo viene de la colesterolfobia destada a mediados del siglo XX. La única pequeña verdad que mencionaba es que las yemas de huevo son ricas en colesterol. Pero todo el restante argumentario es esencialmente un mito. Para empezar, el colesterol en la dieta tiene un bastante pequeño efecto sobre el colesterol circulante. Y si los huevos aumentan algo es el colesterol bueno HDL según la ciencia. Comer huevos no sólo es bueno para el corazón sino para por ejemplo la vista o los huesos dada su riqueza nutricional en carotenoides o vitamina K2. Para sacarles el máximo partido, busca huevos que tengan yemas rojizas o intensas que suelen ser los camperos.

Deseas esos alimentos porque tienes una deficiencia

En casos aislados podría ser cierta esta idea, pero en general suele ser una excusa para sentirse bien comiendo algo. Casi todos los deseos de comer algo se deben prácticamente a un hambre emocional. Así que si tienes un antojo de naranjas no es que tu cuerpo necesite vitamina C ni te apetece jamón serrano porque necesites urgentemente aminoácidos.

Es mejor comerlo sin gluten

Quizás podríamos decir que hay una fiebre sin gluten en los últimos años. Si bien es innegable que un celíaco no tolerará en absoluto el gluten y que también es cierto que existe una mala tolerancia no celíaca al gluten, la mayoría de personas hemos nacido para poder tolerar y digerir el gluten como tantos otros tipos de proteínas. Además, evitar el gluten en personas que lo toleran no sólo es innecesario sino que podría ser negativo, pues algún estudio ha apuntado a que podría incrementar por ejemplo el riesgo de diabetes.

El café no es bueno

Todo lo contrario, el café se está revelando en los últimos años como un alimento altamente saludable. Por ejemplo, el café es una importante fuente de antioxidantes. Y el consumo de café está asociado a menor riesgo de diabetes, depresión y enfermedades neurodegenerativas. Este mismo año uno de los mayores estudios hechos sobre consumidores de café ha revelado que incluso consumir bastante café (más de 3 tazas al día) está relacionado con una menor mortalidad que consumir poco café (1 o 2 tazas al día). Las personas que toleren mal la cafeína siempre pueden optar por versiones descafeinadas. Y por supuesto deberemos siempre elegir un café de buena calidad y evitar versiones torrefactas.

Ahora que ya conoces algunos de estos falsos mitos sobre alimentación, es el momento de empezar a cuidarse y comer sano de una forma consciente y saludable.

Alimentos detox

Te contamos algunos de los mejores alimentos detox que te ayudarán a liberar esas toxinas propias de haber llevado una dieta poco saludable

alimentos detox