Puede que hayas visto en los últimos tiempos muchos, incluso puede que hayas tomado alguno o unos cuantos. De hecho cada vez hay más restaurantes que los ofrecen. Se trata de los buddha bowls. Pero, ¿qué son?

Son algo en parte novedoso y en parte no. Déjame explicarlo. Imagina un plato combinado a modo de plato único. Realmente los buddha bowl son una reinvención de este elemento gastronómico “de toda la vida” gracias a varias influencias, especialmente dos:

  • Las redes sociales, en especial los canales o personas que son o promueven la cultura ‘foodie’, del buen comer: saludable y sabroso, pero que en la era actual de las telecomunicaciones e imagen es también una comida que entra por los ojos, que es visual o apetecible a la vista.
  • Los super-alimentos, que bien pueden ser alimentos más ‘tradicionales’ simplemente redescubiertos como el queso fresco o las nueces, o bien otros alimentos más novedosos gastronómicamente, y aquí la lista puede ser extensa: el goji, la quinoa, la chía, las algas nori…

Por qué estos platos tan vistosos que combinan varios alimentos en un bol, y que han adquirido tanta popularidad recientemente, se llaman buddha bowl y no de otro modo es un asunto interesante. La explicación más plausible pasa por su origen en la dieta de Budhha, cuya filosofía era practicar una moderación alimentaria que se plasma en contener toda una comida en un solo bol. Aunque en su origen el concepto tenía una relación con dietas macrobióticas y vegetarianas, éste se ha extendido para abarcar huevos, carne, queso o pescados. Así pues, hacer y disfrutar un budhha bowl ofrece muchas más opciones y puede contener una mayor variedad nutricional.

Una de las fantásticas oportunidades que nos brindan los buddha bowls es la posibilidad de combinar distintos tipos de sabor en un mismo plato. La idea es dejar a nuestra imaginación y gusto combinar colores, texturas y sabores.

Buddha bowls nutritivos

Si ideáramos un buddha bowl muy completo tendríamos que considerar todos estos grupos de sabores y alimentos:

Base: Típicamente vegetales de hoja verde

Vegetales más consistentes: Pepino, tomates, brócoli, zanahoria, coliflor propiedades

Proteína: Queso, carne, huevo, marisco, tofu…

Carbohidratos complejos: Maíz, arroz integral, boniatos, patata…

Dulces: Manzana, arándanos, goji, mango, payaya…

Crujientes: Semillas de sésamo, de chia, nueces…

Salsas y hierbas aromáticas: Humus, aguacate, yogurt, hierbabuena, menta…

Incluso, puedes incluir como base algo como gazpacho o una crema si quieres crear un buddha bowl con una base más líquida. Las opciones son inagotables.

buddha bowls

¿Cuáles son las ventajas y beneficios de los buddha bowls?

  • Evitan el sobreconsumo de alimentos al contener todo en un solo plato.
  • Favorece el consumir una dieta variada en grupos alimentarios
  • Estimula la imaginación y es un modo inmensamente creativo de crear platos
  • Es muy sencillo, son platos que precisan poca elaboración
  • Son cómodos de preparar y llevar a diario en nuestro trabajo

 

Y no sólo son aptos para almuerzos o cenas. Puedes desayunar un buddha bowl por ejemplo con una base de yogurt o kéfir, o incluso algo más consistente si te gusta desayunar más fuerte. Puedes hacerlo más proteico, con más vegetales y con más o menos alimentos según el tipo de dieta que estés siguiendo.

Loa buddha bowls están aquí para revolucionar tu alimentación y tu modo de cocinar y hacerlas mucho más simplificadas a la vez que entretenidas. ¿Quién no podría resistirse a ellos?

El buddha bowl de Mario Sandoval

Mario Sandoval nos propone un delicioso buddha bowl elaborado con ingredientes naturales y muy saciantes como el queso Cottage de Arla Protein. Sigue todos los pasos que lleva a cabo nuestro cocinero Mario Sandoval y disfruta de este sabroso plato.