quesos daneses

La cocina tradicional danesa es una gran desconocida en España. Y sin embargo, la comida tradicional de este pequeño país se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. ¿Sabíais que el actual poseedor del título de “mejor restaurante del mundo” es el restaurante Noma, en Copenhagen? Pero hoy no nos vamos a ocupar de toda la gastronomía danesa, sino de uno de los aspectos por los que siempre ha brillado: el queso.

Dinamarca es famosa a nivel internacional por sus quesos de alta calidad y más del 60% de sus quesos son exportados. El queso en Dinamarca puede formar parte del desayuno, el almuerzo o la cena y tanto se come solo o con pan, como en platos calientes o ensaladas y también es servido como postre con uvas, galletas y vino. Existen diversas variedades de queso danés que poseen Indicación Geográfica Protegida (IGP). Estos son algunos de los quesos daneses más famosos:

Danablu (IGP): Queso azul semisuave y de semiblando a blando. Elaborado con leche de vaca y añejado entre 8 y 12 semanas. La corteza tiene un color que va del blanco al amarillento, ligeramente húmeda. Resulta más suave y ligero que otros quesos azules. A menudo se sirve desmenuzado en ensaladas o como postre con frutas.

Esrom (IGP): Este queso se producía en el monasterio de Esrom hasta 1559. En 1951 se redescubrió  su proceso de elaboración. Este queso semisuave elaborado con leche de vaca, se envejece lentamente durante 10-12 semanas y luego se añeja en moldes rectangulares. Es un queso poroso y amarillento de textura ligeramente mantecosa e intenso aroma y gusto marcado y particular.

Danbo: Queso curado semitierno elaborado con leche de vaca. Suele envejecerse durante 12 y 52 semanas. Es un queso muy común en los hogares daneses.

Havarti: Es uno de los quesos daneses más conocidos fuera de sus fronteras. Se realiza siguiendo la tradicional receta danesa creada por Hanne Nielsen, única y original pues es la pionera de este queso danés, a finales del siglo XIX. Ofrece una consistencia cremosa y un sabor suave, lo que lo hace perfecto para sándwiches  y bocadillos, fríos o calientes. Ideal para toda la familia, el queso Havarti también existe en versión light.

Samsoe: Se trata de un queso de la familia llamados “quesos amarillos” para los sandwiches y bocadillos más exquisitos. Su calidad única permite un perfeto loncheado, ya que las lonchas no se rompen ni se pegan entre sí. El nombre Samsoe, viene de una isla danesa donde este queso se ha producido durante muchas generaciones.

¿A vosotros también os ha entrado hambre con tanto queso? Si no tenéis tiempo para ir a Dinamarca, siempre podéis dar un paseo por la charcutería o el supermercado, a ver qué encontráis. ¡Que los disfrutéis!