Skip to content

Guía sobre cómo comer de tupper en el trabajo

Comer de tupper

¡Que levante la mano quien come en el trabajo y cada día tiene que planear lo que llevará al día siguiente con la pereza, el estrés o el aburrimiento de no tener ideas o ganas de pararse a prepararlo! Comer de tupper es perfectamente compatible con una rutina de alimentación saludable. Es importante valorar las necesidades y preferencias personales para así establecer el plan a seguir adecuado.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comer de tupper

  • Disponibilidad de tiempo: el tipo y cantidad de comida dependerá de ello.
  • Las horas posteriores de trabajo: para elegir los alimentos, las raciones, si llevar o no postre, etc.
  • El entorno: si hay cocina, disponibilidad de un microondas, de comedor o si se come en la mesa de la oficia o se puede hacer al aire libre.
  • El tipo de hambre y preferencias de alimentos para así disfrutar de lo que se haya preparado.

Momento de comer agradable

El “cómo” y “dónde” se come es casi tan importante como el tipo de comida elegida.

  • Es bueno comer con calma, despacio. Es mejor tomar menos ración en poco tiempo que un plato grande en 10 minutos casi sin respirar.
  • Las comidas no deben ser muy copiosas ni de difícil digestión. Elegir opciones ligeras y comer una ración que suponga una plenitud del 80% para así no sentirse con pesadez y poder rendir en el trabajo en lo que queda de jornada.
  • Tratar de estar en un espacio agradable y de desconexión: salir al aire libre si se puede, ir al comedor y, si es en la oficina, procurar sentarse en otro lugar de la mesa, apagar el ordenador si se puede, poner música ambiente…
  • Comer bonito, cuidar la presentación y el menaje elegido. Para llevar es preferible utilizar recipientes de vidrio o de acero inoxidable.

A la hora de planificar la comida

Para decidir qué comer se puede tener de herramienta base el “Plato de Harvard” para así incluir los grupos de alimentos recomendados:

  • Ración de hidratos de carbono (1/4 del plato): cereales integrales (pasta, arroz, pan), patata, boniato, legumbres, quinoa, mijo…
  • Proteína (1/4 del plato): animal (pescado, huevo, carne, marisco, queso) y/o vegetal (legumbres, quinoa, frutos secos, semillas, derivados como el tofu, heura, tempeh, soja texturizada)
  • Verduras y hortalizas (1/2 del plato): ensalada, cremas y sopas, salteados, asadas, cocidas…
  • Fuentes de grasa saludable: Aceite de oliva virgen extra para cocinar o añadir en crudo, aguacate, frutos secos y semillas.
  • Bebida: el agua será la mejor opción. Se puede tomar de diferentes formas: con rodajas de fruta, con gas, en infusión con hielo.
Tupper

Propuesta para ahorrar tiempo

Dedicar un día de la semana 1-2 horas en la cocina para adelantar elaboraciones y guardarlas en nevera. En general pueden aguantar de 3 a 4 días.

  • Hortalizas asadas al horno con aceite y sal.
  • Gazpacho.
  • Rollitos de oblea de arroz con rellenos frescos.
  • Ensaladas en tupper vertical colocando los ingredientes por grado de humedad. Los más húmedos abajo y los menos arriba para conservarla durante varios días sin que pierda frescor.
  • Huevos cocidos guardados en tupper con la cáscara.
  • Fruta y vegetales pelados y cortados en tupper.
  • Guarniciones cocidas de quinoa, patata…

Ideas de recetas para comer en tupper

Quizás te interese
guacamole casero
Ensaladas, legumbres y verduras

Guacamole casero

Preparar un buen guacamole es muy sencillo. El secreto del éxito depende en gran parte de la calidad del aguacate. Pero también debes tener en cuenta el resto de ingredientes y cantidades. El cocinero Mario Sandoval nos cuenta cómo es su receta.