Skip to content

Pastela de pollo y almendras

Ingredientes 4 porciones

Ingredientes para decorar

2 horas

Dificultad: media

Pastela de pollo con almendras

PREPARACIÓN DE PASTELA DE POLLO CON ALMENDRAS

Pondremos en una cazuela a calentar dos cucharadas de mantequilla, añadimos los ajos picados y rehogamos unos minutos.

Posteriormente añadiremos la cebolla picada y rehogamos durante unos diez minutos. Añadimos los dos cuartos traseros de pollo (que previamente habremos salpimentado), añadimos las especias y el perejil y cilantro picados y cubrimos con agua. Tapamos y cocinamos durante una hora aproximadamente.

Mientras tanto en una sartén volvemos a poner una cucharada de Mantequilla Lurpak® Fácil de untar con sal y rehogamos las almendras. Sacamos y dejamos enfriar. Una vez frías mezclamos con dos cucharadas de azúcar glass y con una de canela. Reservamos.

Pasado el tiempo de cocción del pollo sacamos y dejamos enfriar, el caldo sobrante lo dejamos a fuego medio bajo durante una media hora para que se reduzca.

Cuando el pollo esté frío lo desmenuzamos y reservamos.

Retiramos el caldo del fuego y batimos un huevo, éste lo añadimos al caldo e integramos con unas varillas. Añadimos el pollo y la mezcla de almendras. Integramos bien y reservamos.

Pintamos un molde redondo de unos 20 cm. de diámetro y pintamos con la mantequilla. Ponemos una primera hoja de masa filo y luego ponemos otra pegando con mantequilla en forma de cruz, para que queden todos los ángulos del molde cubiertos. Vertemos el relleno, cubrimos con el sobrante de la masa filo hasta cerrar el paquete, y nos ayudamos de la mantequilla para pegar bien.

Extendemos en la mesa de trabajo otra hoja de masa filo pintamos con un poco de mantequilla y volcamos la masa que tenemos en el molde, volvemos a cerrar el paquete, y repetimos la operación sobre otra hoja de masa fila. Cerramos el paquete con más mantequilla e introducimos en el molde, pintamos la superficie con mantequilla y llevamos al horno a 200 grados hasta que esté dorada la pastela, sobre 20 o 25 minutos.

Sacamos del molde con cuidado y volvemos a volcar sobre el plato de servicio, dejando la parte superior arriba. Espolvoreamos con azúcar glass y decoramos con un poco de canela molida.