fruta_alimentos_natural


En nuestro post introductorio del mes proponíamos ser vegetarianos un día a la semana. Por ejemplo hoy. Hoy podríamos acercarnos al mercado o a una buena frutería y comprar elementos de calidad para nuestro menú del día. Aunque para basar un menú en aquello que árboles y plantas nos dan debemos dominar varios artes y uno de ellos es el de comprar. Por ello hemos preparado una serie de 3 artículos en los que aprenderemos todo lo que hay que saber para elegir los mejores productos de la frutería. Hoy, a modo de introducción, aprenderemos que hay dos tipos de frutas: las que siguen madurando una vez recolectadas y las que no.ç

Las frutas llamadas “climatéricas” se caracterizan porque maduran después de la cosecha y, como parte del proceso de maduración, aumentan la producción de etileno. Eso significa que podemos comprar una fruta climatérica antes de que esté completamente madura y dejarla madurar en casa. Podemos acelerar la maduración de una fruta climatérica poniéndola cerca de otra climatérica que esté madura, en una bolsa de papel con agujeros. El etileno de una estimulará la maduración de la otra.

Respecto a las frutas climatéricas debemos tener en cuenta que la forma en la que debe madurar una fruta para que tenga todos los nutrientes necesarios y un gusto óptimo es en la planta que le aporta los nutrientes y bajo el sol.  Muchas de las frutas que encontramos en la frutería se ven maduras pero se arrancaron del árbol cuando aún estaban excesivamente verdes. Para evitar esto elige siempre que puedas producciones locales, cuya distribución es más rápida y la fruta más fresca. A la hora de seleccionar la pieza que deseas, piensa si la quieres para hoy, para mañana o para dentro de unos días.

Algunas frutas climatéricas: manzana, pera, plátano, ciruela, higo, melón, aguacate, kiwi, tomate, mango, chirimoya, melocotón, melón, membrillo, sandía, papaya, caqui…

 

Las frutas “no climatéricas” deben recolectarse cuando estén casi listas para el consumo, ya que si se recogen verdes ya no maduran, sólo se ponen blandas. Su maduración es muy lenta y apenas observamos cambios bruscos en su aspecto.

Lo que debemos tener en cuenta al comprar frutas no climatéricas es que no van a tener mejor aspecto del que tienen en la tienda, sólo peor. Por ello debemos elegir las piezas de mejor aspecto y consumirlas cuanto antes.

Frutas no climatéricas: naranja, limón, cereza, frambuesa, uva, aceituna, pimiento, pepino, piña, mora, arándano, berenjena, pomelo, granada, calabaza, calabacín, lima, fresa…

2 Comentarios
  1. Ana María Damini Simeone

    Excelentes todos los artículos. Tengo la suerte de vivir en una ciudad de Catalunya, VIC, en donde existen muchos Agricultores que cultivan vegetales y frutas biológicas u orgánicas. No hay más que venir al Mercado Sabatino y allí estarán ofreciendo su mercadería saludable. También VIC se caracteriza por el importante número de Tiendas donde se venden productos orgánicos, ecológicos, vegetarianos, o de medicina alternativa. Porque todo esto hace un conjunto que en sí es un enfoque diferente no sólo de la comida sino de las medicinas. Como ejemplo, yo ahora bebo “café de Achicoria”, excelente sucedáneo que me recomendó mi médico. Felicitaciones a la Autora de esta página. Y si algún día desea venir por VIC un día Sábado, a las órdenes para que vea lo que digo…..

    • Natalia Berger

      Muchas gracias por tus palabras, Ana. Nos llena de orgullo saber que os somo de ayuda. Suena bien esa vida tan natural en Vic, ¡sigue cuidándote el cuerpo y la sonrisa!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.