cereza


En Naturarla recomendamos siempre el consumo de productos de temporada, siempre mucho más sabrosos, más nutritivos y más económicos. Este mes le damos la bienvenida a una fruta dulce, roja y refrescante. Una fruta muy sana, cuyo único inconveniente es que se termina en agosto. Así que aprovechemos y este mes de mayo, ¡cerezas para todos!

Cerezas para los que están a dieta: 100 gramos de cerezas nos aportan 50 calorías, la cantidad de calorías recomendada para consumir a media mañana. Gracias a su alto contenido en fibra, resultan muy saciantes. Son una buena forma de alegrar nuestra dieta sin pasarnos de la raya. Además ayudan a retener menos líquido.

Cerezas para los que padecen insomnio: Tres sustancias, melatonina, triptófano y serotonina, forman un cóctel que mejora la calidad de nuestro descanso y nuestro sueño. Por eso las cerezas pueden ayudarnos a restaurar los ciclos de vigilia y sueño: estaremos más despiertos de día y más dormidos de noche.

Cerezas para los deportistas: Los deportistas sufren una oxidación muscular, de la que deben recuperarse tras cada sesión dura. Según un estudio de la London South Bank University, las cerezas, entre otros frutos rojos igualmente ricos en antioxidantes, aceleran significativamente esa recuperación. Además aportan una cantidad considerable de potasio, mineral esencial para prevenir calambres musculares.

Cerezas para los diabéticos: Dentro de las frutas para diabéticos, las cerezas son muy populares. Los antioxidantes son buenos estimulantes de la secreción de insulina en el páncreas y el alto contenido en fibra ayuda a estabilizar los niveles de azúcar. Además ayudan a controlar el sobrepeso, algo muy importante en la dieta para diabéticos. Sin embargo, aquellos con dietas muy estrictas deberían siempre consultar antes a un médico para que valore su caso particular. ¡Y ojo! Según avanza la temporada, las cerezas son cada vez más dulces y hay que tomarlas con más moderación. ¡Así que aprovechad el mes de mayo!

Cerezas para los que cuidan su piel: Las cerezas destacan por su riqueza en antioxidantes y por su alto contenido en agua (del 85%), dos aspectos básicos para la buena salud de la piel. Los antioxidantes evitan el envejecimiento prematuro de la piel, producido por los agentes externos. Ahora que nuestra piel va a estar expuesta a los agresivos rayos del sol debemos darle armas con las que protegerse.

Cerezas para las embarazadas: Las embarazadas son las principales interesadas en nutrición. Las cerezas son un estupendo tentempié para las embarazadas, por lo refrescantes y nutritivas, pero también por su contenido en ácido fólico.

Cerezas para los que se cuidan: Muy recomendable para aquellos que tomen fármacos contra la hipertensión, para aquellos que deban controlar el ácido úrico o para mantener a raya afecciones crónicas como artritis reumatoide o reumatismo crónico, para la prevención de enfermedades cardiovasculares y cáncer y en periodos de convalecencia, en casos de anemia y cuando deseemos depurar nuestro organismo.

Cerezas para los perezosos: Su piel es comestible y su reducido tamaño las hace muy practicas para comer a cualquier hora. Para aquellos que quisieran comer más fruta, pero no lo hacen por pereza es una fruta ideal: dejad unas cuantas en un platito a la vista ¡y veréis como cuando llegue la noche se han convertido en un montón de huesos redondos!

Cerezas para los amantes de la cocina: Al natural es como es más habitual comerlas y es como mejor mantienen sus propiedades. Sin embargo también las encontramos en tartas, en sorbetes, en almíbar, en confituras, en licores o en salsas para acompañar la carne.

Cerezas para los niños: Aunque probablemente no haya ningún niño leyendo esto, sabemos que nos leen muchas madres preocupadas por la alimentación de sus pequeños. No es ningún secreto que cualquier fruta supera en el aspecto nutricional a todos esos bollos y galletas que los niños prefieren en sus almuerzos y meriendas. Las cerezas, por su color rojo, su gusto dulce y su carácter estacional, suelen estar entre las preferidas por los niños. Es fácil meter un puñado de cerezas en un táper y así hacer un “almuerzo especial de verano”. ¡Se las comerán encantados!

2 Comentarios
  1. petra

    vaya, ya era fan de las cerezas antes, pero después de leer el artículo no me va a quedar otra que comprar algunas la siguiente vez que vaya a la frutería… todavía no he visto que hubiese, pero estaré atenta!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.