frutos secos navidad


Los frutos secos pueden encontrarse durante todo el año, aunque es durante el otoño y principio del invierno cuando están en todo su esplendor. La naturaleza, que es tan sabia, nos los regala en estos meses para que, con su energía, proteínas, vitaminas y minerales, nos ayudan a afrontar a esta temporada. Aprovechad este mes para incluir en vuestras recetas almendras, avellanas, castañas o nueces, porque terminan temporada.

Navidad, Navidad, dulce Navidad 

Los frutos secos tienen una importante presencia en las mesas navideñas. Sin almendras, no podríamos disfrutar de dos de los dulces más representativos de estas fechas, el turrón y el mazapán. De hecho, los frutos secos han estado históricamente unidos a la repostería. Tanto la Biblia como el Corán hacen referencia a la mezcla de estos dos alimentos para la elaboración de postres. También existen evidencias sobre dulces árabes hechos a base de azúcar y frutos secos.

Almendras y Navidad: algo más que turrón

La almendra es el nexo de unión entre el turrón y el mazapán, cuyo origen –según la versión más aceptada- se sitúa en Toledo. Ya en 1525 encontramos la primera receta de este dulce, mientras que en las ordenanzas de los confiteros manchegos de 1613 sólo se admite como ingredientes la almendra de Valencia y azúcar blanco. Desde entonces, su composición es la misma y sólo ha variado la forma de presentación.

Además de las clásicas figuritas, en España se elaboran diversas variedades: el mazapán de Soto, que incluye entre sus ingredientes esencia de limón y que se hornea tras recibir un baño de jarabe; el pan de Cádiz, que combina mazapán con un relleno de confitura; o las anguilas toledanas, mazapán relleno de yema y decorado con frutas escarchadas.

Aunque el ingrediente principal del mazapán es la almendra, en algunos lugares se cambia este fruto seco por otros. Así, en el estado venezolano de Bolívar se elabora una variedad con merey –anacardo-, en México se decantan por el cacahuete y en Filipinas fabrican un mazapán con nueces pili.

Y una bandeja de postres navideños no estaría completa sin polvorones, peladillas,  guirlaches o alfajores. La característica común: todos están elaborados con almendras.

Dulces europeos

Si en España podemos degustar el turrón durante estas fechas, en Francia e Italia disfrutan de sus propias versiones de este delicioso dulce. El nougat francés está elaborado a base de clara de huevo, miel y almendra, y su aspecto y sabor son parecidos al turrón español y al torrone italiano, que también lleva entre sus ingredientes miel, almendras y huevo. Y en Alemania el mazapán es uno de los productos típicos de los postres navideños, junto al Mandelstollen, un pastel con una importante cantidad de almendras entre sus ingredientes.

¿Preferís las galletas? Entonces tenéis que probar las Kerstkransjes holandesas, rosquillas crujientes recubiertas con almendras, o las Kourabiedes griegas, galletas habituales en celebraciones y que también se hacen con almendra.

No sólo dulce

Ya hemos comprobado que los frutos secos combinan muy bien con el dulce, pero también se llevan estupendamente con los alimentos salados. Podéis aprovechar estas fechas para incluir frutos secos en platos típicamente navideños. ¿Qué tal os suena un pavo relleno con frutos secos o un cardo con piñones? ¿Y si a la ensalada le añadimos unas nueces?

Sólo hay que dejar volar un poco la imaginación y seguro que encontráis la forma para incluir los frutos secos en vuestros menús.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.