19_jun_viajarconpeques


Natalia Berger

Muchos viajeros creen que tener hijos supone el fin de sus viajes. No estamos de acuerdos con eso: los niños modifican el tipo de viaje que podemos hacer. Como en cualquier grupo, organizar un viaje con niños implica encontrar alternativas en las que todo el mundo esté contento y haya actividades para todos los gustos. Te presentamos algunas sugerencias.

 

Destinos

Existen empresas dedicadas a organizar vacaciones familiares y también revistas y páginas web dedicadas en exclusiva al tema. Te sorprenderá ver la cantidad de ideas sugerentes que pueden darte. En general puedes buscar cualquier sitio que tenga cerca oferta de parques temáticos, castillos o cosas llamativas para los niños.

Si te gustan los cruceros, hay compañías que incluyen programas infantiles muy completos o, al menos, servicios y facilidades para familias con niños. Los cruceros Disney realizan distintos viajes por las Bahamas y el Caribe, incluyendo siempre una parada en la isla de Castaway, la isla Disney.

También puedes optar por unas vacaciones en contacto con la naturaleza. Actividades como una ruta en bici o a caballo son perfectas para realizar en familia. Cada vez encontramos más oferta de turismo sostenible. Se trata de campamentos en relación directa con la naturaleza y actividades en las que, a través del contacto y el juego, aprendemos a conocer y respetar la tierra.

Si vives en la ciudad, cualquier sitio con naturaleza y agua será una fiesta para toda la familia. No es necesario ir a las masificadas playas: existen ríos, lagos y pantanos en los que podemos disfrutar de un agradable chapuzón y multitud de deportes acuáticos.

Si te decides por algún destino exótico no olvides informarte de todos los aspectos prácticos: vacunas, medicinas que puedas necesitar, protección solar, precauciones…

 

Alojamiento y restaurantes

Hay destinos que son más amables que otros en ese sentido. Si viajáis hacia el norte, por ejemplo, hacia los países nórdicos, todo está perfectamente preparado para los niños: cuestas para el carrito, cambiadores, tronas y todo lo necesario en cualquier sitio al que se vaya. Sin embargo esto no es lo más habitual. Lo mejor es preparar el viaje con anticipación, existen guías que resaltan todos aquellos alojamientos y restaurantes equipados para la llegada de niños.

En general el mejor alojamiento para un niño es el camping. Desde el punto de vista de un niño, un viaje no es más que un cambio en su rutina diaria. Pasar unos días en un entorno natural en el que jugar con otros niños y dormir en sitios distintos será toda una aventura para él.

Si tu hijo es fan de Bob Esponja, de los Picapiedra, de Lego… hay hoteles temáticos de casi todo. ¡Busca el héroe de tu hijo en internet y regálale unas vacaciones mágicas!

 

Transporte

Si vas a viajar en avión infórmate bien de las normativas de la compañía para niños de la edad del tuyo. Para viajar en coche respeta siempre las normas de sujeción para el país  que visites. Recuerda que los niños se aburren mucho durante los trayectos, debes llevar siempre agua y comida, música divertida para cantar entre todos, juegos y todo aquello que te parezca que puede hacer más ameno el viaje. Necesitarás tu faceta de animador para mantener el buen ambiente dentro del coche si el viaje va a ser largo.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.