niños-libros


Los lugares donde ir a disfrutar de los libros, ya sean librerías, bibliotecas u otros espacios culturales, tienen la ventaja de que cuando hace frío o llueve son perfectos porque allí dentro nos resguardamos del mal tiempo, y cuando hace demasiado calor resultan fresquitos porque están climatizados. Para cualquiera de estas dos climatologías extremas en que se hace tan complicado sacar a los niños a la calle o al parque, nada mejor que tener alternativas. Una de ellas, que además de divertida es pedagógica, es ir a ver libros a espacios pensados para los más pequeños. Sobre todo en las grandes ciudades, existen numerosas opciones. Os damos algunas ideas, porque siempre resulta muy útil tener un plan B cuando queremos realizar alguna actividad con nuestros hijos y fuera hace o mucho frío o demasiado calor.

Librerías infantiles
Existen cada vez más librerías destinadas a los primeros lectores que cuentan con espacios pensados para los niños e incluso para los bebés, y suelen tener un rincón de lectura para ellos. Son lugares donde los dueños, con pasión y dedicación, seleccionan títulos para los más pequeños, nos ayudan con sus recomendaciones y suelen organizan actividades para niños como cuentacuentos, talleres de lectura, talleres de escritura para niños, talleres plásticos, presentaciones de libros o exposiciones vinculadas al mundo editorial infantil.

En Madrid hay muchas librerías infantiles, espacios maravillosos como El dragón lector, La mar de letras, Liberespacio, Didacticalia, Kirukú y la bruja, Érase una vez, De cuento, El reino de Bután o Los mundos de Nana. En Barcelona también hay una amplísima oferta de librerías donde llevar a los niños para disfrutar de los libros en un espacio ideado para ellos. Están Pebre Negre, A Peu de Pàgina, Luz de Lula, Casa Anita, Al·lots, Abracadabra, La Caixa d’Eines, Syndrome Imaginaria, La Petita, El circ de les lletres y Pati de Llibres.

Por toda la geografía española hay también librerías dedicadas a los niños como El Bosque de la Maga Colibrí en Gijón, la librería Chundarata de Pamplona, Baobab en Palma, la librería Rayuela de Sevilla, Li-Bri-Tos en Málaga, en Cádiz está La Clandestina una librería-cafetería con rincón infantil, Leolo en Valencia, Séneca Jove en Elche, la librería Cálamo Infantil en Zaragoza, La Caraba en Salamanca, Diagonal en Segovia, OLETVM Junior en Valladolid, Aira das Letras en Ourense, la librería Nos en Pontevedra, Bahía en Lugo o las Librerías Gil en Santander.

Para conocer sus programa de actividades infantiles, nada mejor que entrar en la web de estas librerías o apuntarse a las newsletters que nos informan de los eventos para niños que hay programados cada mes.

Tiendas infantiles con librería
Otra manera de pasar una tarde divertida con nuestros hijos puede ser llevarles a tiendas especializadas en juguetes que cuenten con librería y un espacio de juego. En Madrid está Zigzag, una tienda de juguetes didácticos, que cuenta con una librería con una cuidada selección de cuentos y libros ilustrados. Y lo más interesante: la zona de juegos y espacio para talleres donde donde jugar a juegos o leer libros aun por descubrir. En Barcelona, están Petit Petit, una librería-juguetería con selección de juguetes educativos y libros ilustrados, y Chandalito, una tienda de juguetes y regalos originales para niños, hechos con materiales orgánicos y pinturas naturales, que también tiene una sección de libros especiales, muchos en inglés, con ilustraciones increíbles, de los que nos gustan también a los papás.

Bibliotecas públicas
Si queremos acercar a nuestros hijos a la lectura, no nos podemos olvidar de las bibliotecas públicas. Un espacio de fácil y libre acceso, abierto a cualquier ciudadano, con amplios horarios, que nos va a ofrecer una amplia gama de recursos y servicios, como la consulta y la lectura, el préstamo gratuito, orientación bibliográfica, acceso a internet, catálogo multimedia, actividades de difusión y animación a la lectura, y espacios diferenciados y especializados en libros infantiles y juveniles. Y es que las bibliotecas son una puerta abierta al conocimiento, que además siempre tienen en cuenta a los más pequeños,a los futuros lectores. La mayoría de ellas cuenta con zona infantil y bebeteca, y suelen organizar actividades como cuentacuentos.

Además, familiarizar a nuestros hijos con la biblioteca va a resultarles muy positivo porque, aparte de despertar en ellos el interés por la lectura y los libros, en la biblioteca se acostumbrarán a que hay que cuidar los libros, a estar en silencio porque en a la biblioteca vamos a leer y no a jugar o dar carreras, y el concepto de préstamo va a hacerles entender que hay cosas que se pueden compartir y que podemos disfrutar de ellas, pero que luego hay que devolver. Para encontrar la biblioteca más cercana al lugar donde vivimos está este buscador del Ministerio de Cultura además de este otro directorio web de Bibliotecas Públicas.

Otros lugares donde disfrutar de los libros
Los libros también están en otros espacios culturales que tienen en cuenta a los niños. Y concretamente en Madrid, están alternativas como La casa encendida, que cuenta con una Bebeteca abierta al público infantil los fines de semana en horario de mañana. Se trata de un espacio de juego en un ambiente bibliotecario, que cuenta con libros infantiles y mobiliario adaptado, y que incluye el préstamo de libros. También Espacio Kalandraka, un punto de encuentro dedicado a los niños que acoge charlas, sesiones de cuentacuentos, talleres artísticos, presentaciones de libros, exposiciones  y sesiones de promoción a la lectura para público familiar.

Por su parte, La casa del lector, situada en Matadero Madrid, es un gran centro cultural donde los lectores y la lectura son sus protagonistas fundamentales. Mensualmente programan actividades infantiles y para toda la familia relacionadas con el mundo de los libros y la literatura. Además de exposiciones, conferencias y talleres de creación, hay propuestas de cine, teatro y artes escénicas, cuentos en familia, presentaciones de libros o lecturas dramatizadas. Y por último, el Centro Cultural Blanquerna, un espacio cuyo objetivo es dar a conocer la realidad histórica y cultural de Cataluña en Madrid, y que cuenta con una librería y una sala polivalente destinada a acoger exposiciones, conferencias, debates o presentaciones de libros. Allí, y concretamente para los niños, hay periódicamente actividades como títeres y teatro, y originales cuentacuentos con música como los Musicuentos, que son una manera divertida de explicar cuentos utilizando la música, la narración y el gesto. Todo sea por dar a conocer los libros y favorecer el desarrollo de la imaginación de los más pequeños.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.