2mayo12_tapas


Una de las costumbres más conocidas y valoradas de nuestro país es el tapeo, son muchos los extranjeros que visitan España entre otras cosas para disfrutar de estos aperitivos sencillos y rápidos, así que podemos decir que las tapas son una pieza fundamental de la cultura gastronómica española.

Algunos autores aseguran que la tapa nació a causa de una enfermedad del Rey español Alfonso X el Sabio, que se vio obligado a tomar pequeños bocados entre horas, con pequeños sorbos de vino. Una vez repuesto, el Rey Sabio ordenó que en los mesones de Castilla no se sirviera vino si no era acompañado de algo de comida, para evitar así que el alcohol se les subiera a la cabeza, además fue también muy bien avenido por quienes en la mayoría de las ocasiones no tenían suficiente presupuesto para pagarse una comida en condiciones y este aperitivo les ayudaba a reponer fuerzas para una larga jornada en el campo.

Aquellas “tapas” consistían generalmente en un trozo de jamón, rodajas de chorizo, de embutido o en un buen pedazo de queso y se servían encima del vaso o jarro de vino, de esta forma evitaban que cayeran insectos o polvo en el vino.

Desde entonces las tapas han cambiado mucho, hoy en día además de las típicas aceitunas y frutos secos, podemos encontrar pequeños guisos, carne, pescado, verduras, huevos o cualquier otro producto pueden formar parte del mundo de la tapa.

Han sido muchos los países que han “copiado” esta buena costumbre española como es el caso de Venezuela, en donde a las tapas les denominan “pasapalos”, en Italia existen varios ejemplos como pueden ser los Cicchetti venecianos o incluso en la cocina japonesa existen locales como el Izakaya donde se sirve de forma tradicional comida bajo un concepto similar al de las tapas españolas.

¡Esperamos que con este post os animéis a ir de tapas y nos contéis cuál ha sido la mejor tapa que hayáis probado nunca!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.