Propuesta de la semana: disfrutar de las cosas pequeñas


Muchas veces estamos tan ocupados pensando en lo que tenemos que hacer, vamos tan rápido a todas partes, que nos olvidamos de disfrutar de lo que estamos viviendo en ese momento. Ya os hablamos en otro post de la importancia de vivir el día a día en conciencia plena. También puede ocurrirnos que fijemos toda nuestra atención en conseguir un objetivo –mejorar en el trabajo, reformar la casa…- y no apreciemos lo suficiente lo que no está relacionado con dicho objetivo.

Por eso nuestra propuesta de esta semana es disfrutar de las pequeñas cosas que hacemos cada día y a las que muchas veces no les concedemos la suficiente importancia. Al final, la vida está hecha de pequeñas cosas. Aprender a disfrutar de ellas es uno de los mejores regalos que nos podemos hacer a nosotros.

Quedar con un amigo para tomar un café, pasear por tu pueblo o tu ciudad y descubrir un nuevo rincón, visitar ese museo al que siempre has querido ir y para el que nunca encuentras tiempo, contemplar un amanecer o un atardecer… son actividades que nos hacen la vida más agradable. La felicidad no está sólo en los grandes acontecimientos de la vida, sino también en las cosas cotidianas.

Aquí os dejamos una lista de algunas de estas pequeñas cosas que hacen que la vida merezca la pena:

  • Jugar con tus hijos o con tus sobrinos.
  • Una tarde de cine casero.
  • Saborear una tarta de queso.
  • Ver las fotos de las últimas vacaciones.
  • Aprender una nueva receta.
  • Escuchar tu disco favorito.
  • Leer el periódico del domingo (¡y todos los suplementos!).
  • Tejer una bufanda.
  • Dar un paseo en bicicleta.
  • Una ducha caliente.

 ¿Cuál es vuestra lista de pequeñas cosas de las que disfrutar?

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.