Skip to content

Helado de queso y vainilla

Helado Principal
¡Pues llegó el calor, calor! No sé qué tiempo hará donde vivís vosotros, pero por aquí ya pega de lo lindo… y qué mejor para convencer a los peques de que entren en la cocina, que prometerles un delicioso helado casero. Hay muchas formas de elaborar helado, algunas un poco complejas, pero he intentado encontrar una receta sencilla y con el mínimo de ingredientes. El resultado es un helado cremoso y suave que os va a encantar, y al ser de vainilla, combina perfectamente con fruta, chocolate… ¡fresquito, fresquito!

Ingredientes para hacer helado de queso y vainilla

  • 400 gr. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 200 gr. de queso Delissy light (Nuevo: Arla Queso Crema)
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla
  • 3 yemas de huevo

Cómo hacer helado de queso y vainilla

En un cuenco batimos el azúcar junto con el queso y las yemas de huevo. Cuando formen un líquido homogéneo, reservamos. Mientras, vamos calentando la leche en un cazo, sin que llegue a hervir. Agregamos de forma gradual la mezcla que hemos reservado y añadimos también la esencia de vainilla. Removemos, siempre sin dejar que hierva, y cuando esté todo bien integrado, dejamos que se enfríe y llevamos al congelador durante una hora.

pasos3-helado

Ahora el proceso varía en función de si tenéis o no heladera. Si no tenéis heladera, dejadlo estar en el congelador hasta un rato antes de consumirlo. Lo sacaremos con 20 minutos de margen para poder formar las bolas sin dificultad al servir.

Si tenemos heladera, es el momento de volcar la mezcla en ella, y dejarlo media hora mantecándose. Al cabo de ese tiempo, podemos servirlo directamente, o dejar que se compacte todavía más en el congelador… ¡y que aproveche!

pasos2-helado

Un truco para que la mezcla no se congele es usar azúcar invertido en lugar de azúcar normal. El azúcar invertido se prepara con 350 gr. de azúcar y 100 gr. de agua, más un sobrecito de ácido tartárico (suena raro, pero en todos los supermercados podéis encontrarlo en la zona de repostería, son gasificantes para bizcochos, etc). Se pone el agua a hervir, se le agrega el azúcar y removemos bien. Dejamos que se enfríe un poco y añadimos el sobrecito de ácido tartárico. Removemos, dejamos que se enfríe completamente y podemos emplearlo cuando queramos. Eso sí, usad un poco menos de cantidad, porque endulza más que el azúcar normal.

¡Buen verano, espero que disfrutéis del calorcito!

helado-zoom

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Quizás te interese
Salmorejo de fresa
Ensaladas, legumbres y verduras

Salmorejo de fresas y frambuesas

¿Te atreves a preparar un salmorejo sin tomate? Sorprende con esta receta de frutos rojos que sabe a fresas y frambuesas. El cocinero Mario Sandoval cuáles son los ingredientes y cantidades apropiadas para preparar esta sopa fría de verano y cómo podemos trabajar la presentación del plato con una brocheta de fruta y queso. ¡Descubre este salmorejo que sabe a beso! »

Pizza con bimi, pesto y queso rallado Pizza Light
Pasta, arroces y pizzas

Pizza con bimi y pesto

Hoy os traemos una receta perfecta para el fin de semana, pizza con bimi y pesto.