Skip to content

Tequeños rellenos de queso

tequeños de queso

Los tequeños son unas de esas cosas que, junto a platos como el asado negro, el pan de jamón, las empanadas de maíz o las arepas, están consideradas como uno de los mayores aportes de la gastronomía venezolana para el mundo.

Consisten en una masa de harina de trigo frita que puede tener una gran variedad de rellenos. También son conocidos como rollitos, deditos o palitos, algo que describe muy bien su manejable tamaño. Un maravilloso entrante o aperitivo.

Son excelentes para cualquier buena celebración que se precie de serlo, sea o no venezolana, pues su popularidad se ha extendido a una gran cantidad de países. La verdad es que no es para menos: además de estar deliciosos, tienen la ventaja de resultar muy económicos y fáciles de hacer.

Ofrecen muchas posibilidades, ya que admiten una enorme variedad de rellenos (incluso hay variantes dulces como los de chocolate) y pueden untarse en multitud de salsas. En esta ocasión vamos a preparar una de las recetas más populares y sencillas: tequeños rellenos de queso.

Con qué queso se hacen los tequeños

Puede que, al ser una receta venezolana, te parezca que para hacer la variante de queso es preciso usar uno de allí, pero puedes encontrar perfectamente uno que vaya bien en cualquier país. Puedes elegir entre una gran variedad; por ejemplo, los duros o semiduros, incluso queso feta, queso de cabra fresco o queso de 100% leche de vaca. Para esta receta usaremos uno en específico, aunque por supuesto puedes cambiarlo si así lo prefieres.

Para muchas variedades de tequeños, es importante que el queso en cuestión sea un queso para gratinar, que se funda con facilidad. Los hay de distintas intensidades. En este caso específico, en el que es un gran protagonista, es preferible que tenga un sabor potente, pero eso, evidentemente, también va en gustos.

Ingredientes para preparar tequeños rellenos

Con las siguientes cantidades obtendrás tequeños para 8 personas aproximadamente. Si van a ser más o menos comensales, puedes recalcularlas según tus necesidades.

  • Medio kilo de harina con fuerza W 220 (ideal para amasar). Si no puedes conseguirla, otra harina apta para amasar servirá.
  • 120 gramos de mantequilla.
  • Un huevo (grande).
  • Media cucharada de sal.
  • Queso mozzarella Arla, 150 gr.
  • Aceite de oliva virgen extra (para freír).
  • 100 gramos de jamón cocido o de pavo (así tendrás otra variedad, que siempre viene bien).
  • 110 mililitros de agua tibia.

Cómo hacer tequeños venezolanos

Vamos ya con la receta de estos tradicionales tequeños. Calcula que tardarás aproximadamente una hora en tenerlos hechos. Cada 100 gramos tienen 325 kcal.

  1. Empezaremos haciendo la masa. Para ello, pon toda la harina (excepto dos cucharadas que reservarás para engordar la masa después) en un bol grande. Haz un hoyo en medio del bol lleno de harina ayudándote de una cuchara.
  2. Echa allí el huevo y la mantequilla (cortada en dados). Agrega también sal y el agua tibia. Bate desde el centro hacia afuera con una cuchara de madera y ve mezclando poco a poco con la harina.
  3. Continúa removiendo con las manos lo que hay allí, que ya estará acercándose a ser la masa en la que se convertirá. Aunque la mezcla todavía será pegajosa, ya estará empezando a tener firmeza.
  4. Ahora prepara la zona en la que vas a amasar. La encimera de la cocina, por ejemplo, es una opción ideal.
  5. Espolvorea con harina la zona que hayas elegido. Después, saca la masa del bol y empieza a “trabajarla”. El refinado es fundamental a la hora de hacer que la masa quede más elástica.
  6. Estira la masa como si fuera un churro y retuércela varias veces en espiral. Después, junta y amasa todo otra vez durante unos 10 minutos. Con esto terminarás de conseguir que la masa resulte perfecta.

Cuando llegues a este paso, comprobarás que esos 10 minutos amasando han merecido la pena, ya que ahora la masa estará mucho más homogénea y elástica, lo que hará que puedas manipularla con mucha más rapidez. O sea, que lo que has hecho con este pequeño “truco” es ganar tiempo.

A la hora de añadir harina, no hay una medida exacta, por lo que hay que fijarse en cuando la masa no se pegue a las manos para saber que ha llegado el momento de parar de echar. Uno de los principales motivos de los que no sea siempre igual es que hay distintas variedades de harinas, con diferente trigo y molienda.

  1. Ahora, convierte la masa en una bola. Toma el bol que has usado anteriormente, enharínalo y mete dentro de él la bola que acabas de hacer con la masa. Después, tapa ese bol con un trapo de algodón y déjalo así durante una media hora.
  2. Cuando ese tiempo haya pasado, ha llegado el momento de ponernos con a hacer el relleno y a darle forma a los que serán nuestros tequeños. Vamos allá.
  3. Corta la masa en dos trozos y trabájala con los dedos en la encimera de la cocina hasta que veas que la superficie queda plana. Espolvorea un poquito de harina y sigue trabajando la masa con un rodillo.
  4. Cuando veas que la masa está fina, córtala en tiras uniformes. A continuación, forra con ellas los palitos de queso poniendo cuidado de que no quede ningún hueco para que no se escape el relleno a la hora de freírlos, pues, al calor del aceite, existe el peligro de que salga (no te preocupes, que así lo evitarás). Sigue enrollando la masa alrededor del queso (para que te hagas una idea, como si estuvieras poniéndole el vendaje a una momia).
  5. Como te hemos dicho antes, para darles un toque diferente, vamos a hacer algunos tequeños que también incluyan jamón cocido (o de pavo). Son solo un poco más difíciles. De todos modos, esta es solo una opción para complementarlos que puedes tomar o no. Para estos, pon primero el queso y cúbrelo después con una loncha finita (para esto siempre deben ser finas) de jamón cocido a la misma altura. Cubre ambos ingredientes con la masa.
  6. Una vez que los terminas de formarlos, ha llegado la hora de poner los tequeños a freír. Es importante que tengas en cuenta que la temperatura del aceite es muy importante para que queden bien.
  7. En el caso de que el aceite no esté lo suficientemente caliente, lo más probable es que la masa caiga al fondo, pero sí, en cambio, está demasiado caliente, se dorarán muy rápido y así el queso no quedará jugoso. Sí, suena complicado, pero no lo es tanto: solo es cuestión de calibrar con una pequeña tanda de tequeños. Seguro que enseguida das con el punto exacto.
  8. Echa los tequeños a la sartén. Cuando veas que están dorados, ponlos en un papel absorbente. Y ya los tienes. Pueden consumirse una vez terminados, pero es mejor que los dejes reposar un poquito para evitar que nadie se queme con ellos.
tequeños rellenos de queso

Hay muchas salsas en las que puedes untar tus tequeños, pero si quieres terminar de darles un toque venezolano, nada como una salsa guasacaca. Muchos la comparan con la típicamente mexicana salsa guacamole, pero no son iguales; esta, entre otras cosas, es más suave y líquida. ¿No sabes cómo se hace? No te preocupes, también te lo contamos. Ya verás que es facilísima de elaborar.

Salsa Guasacaca para untar los tequeños

Una vez que hayas probado esta salsa, lo más seguro es que repitas (sobre todo si te gusta el aguacate), pues, además de tener un sabor único, resulta muy ligera.

Y no solo sirve como salsa para los tequeños, también es ideal para acompañar casi cualquier plato, aunque lo habitual es usarla para carne. Vamos a ver ya cómo se hace. En unos 10 minutos la tienes lista.

Ingredientes de la salsa Guasacaca

  • Una cebolla mediana.
  • Un aguacate.
  • Un trozo de pimiento verde.
  • Dos dientes de ajo.
  • Un manojo de perejil.
  • Aceite.
  • Un manojo de cilantro.
  • Pimienta.
  • Sal.
  • Vinagre (un chorro).

Elaboración de la salsa guasacaca

  1. Pela el aguacate. Pártelo por la mitad y quítale toda la pulpa ayudándote con una cuchara. Reserva el hueso y pon el resto en la licuadora o en una pica-todo.
  2. Pica la cebolla, el pimiento y los ajos muy finitos y añádelos para juntarlos con el aguacate. En el caso de que quieras que la salsa quede fina, puedes hacerla en la licuadora, pero si prefieres que haya trocitos (o tropezones) en la salsa, puedes elaborarla a mano.
  3. Ahora pica también muy finamente los ramilletes de perejil y cilantro. En cuanto a la cantidad, queda a tu elección, pero intenta que haya lo mismo de los dos para que ninguna de los dos sabores gane al otro.
  4. Para finalizar, añade la mezcla de aceite y vinagre hasta que veas que queda una salsa ligera y suave. Salpimenta a tu gusto, y ya la tienes.
tequeños rellenos de queso

De dónde son los tequeños

Como te hemos dicho antes, los tequeños son originarios de Venezuela. En cuanto al lugar exacto en el que “nacieron”, hay varias teorías al respecto: algunos dicen que fue en el Estado Zulia, otros que ese mérito le corresponde a Caracas y por último hay una opción que muchos creen que es la más probable: que los inventaron en la ciudad de Los Teques; al fin y al cabo, eso combina perfectamente con su nombre.

No obstante, hay otra historia que explicaría que se llamen “tequeños”: los distribuidores de esa ciudad venezolana fueron los que los llevaron a la capital, haciéndolos tan populares que se dice que todos preguntaban “¿Ya llegaron los tequeños? (haciendo referencia al gentilicio con el que se denomina a los habitantes de los Teques) o exclamaban “¡Llegaron los tequeños!” cuando hacían su aparición cargados de ese riquísimo aperitivo al que estaban deseando hincar el diente.

Receta tequeños venezolanos con thermomix

 Si tienes una thermomix, también puedes preparar allí tus tequeños. Ahora te explicaremos cómo hacerlo. Es muy fácil, y no tardarás más de 40 minutos.

Ingredientes para tequeños venezolanos con thermomix

  • Una cucharadita de sal.
  • Agua (unos 250 mililitros más o menos).
  • Un huevo.
  • Dos yemas de huevo.
  • Una cucharadita de levadura química en polvo.
  • Medio kilo de harina.
  • 300 gramos de aceite de girasol (para freír).
  • 400 gramos de queso (mejor si es manchego).

Elaboración de tequeños venezolanos con thermomix

  1. Pon el agua, la sal, las yemas y el huevo en el vaso de tu thermomix. Bate durante 6 segundos/velocidad 3.
  2. Agrega la levadura y la harina y programa 30 segundos/velocidad 6. Después, programa 2 minutos/velocidad espiga.
  3. Retira la masa del vaso y dale forma de bola. Envuélvela en papel film transparente y deja que repose en la nevera durante una hora aproximadamente. Si lo prefieres puedes dejarla de un día para otro, pues aguanta así perfectamente.
  4. Enharina la superficie que prefieras (por ejemplo, la encimera) y estira allí la masa con un rodillo de cocina hasta que veas que queda muy fina (medio centímetro de grosos aproximadamente).
  5. Córtala en tiras de unos dos centímetros y enrolla con ellas el queso (también cortado en tiras). Vete superponiendo la masa y sella los extremos con un poco de agua. Así evitarás que el relleno se salga cuando se estén haciendo los tequeños.
  6. Fríe ya los tequeños. Recuerda que, como te hemos dicho en la otra receta, hay que calibrar lo caliente que esté el aceite (ni poco ni mucho) para que queden en su punto justo. Lo ideal es que pruebes primero con una pequeña tanda de tequeños para comprobarlo.
  7. Vete poniendo los tequeños en una bandeja con papel absorbente para eliminar el aceite sobrante. Y ya están listos para servirse (pero espera un poco para que no estén muy calientes).

Esperamos haberte ayudado a conocer este snack que lo mismo sirve para un evento como para cualquier desayuno, comida, cena o merienda. 

En esta ocasión hemos optado por tequeños más típicamente venezolanos, pero ya sabes que puedes experimentar con una gran cantidad de rellenos, tanto dulces como salados. Seguro que repites, pues además es algo muy socorrido con lo que sabes que siempre que vas a acertar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Quizás te interese
Turrón de chocolate
Postres

Turrón de chocolate

No te imaginas lo fácil que es hacer turrón de chocolate. Nuestros ingredientes serán por supuesto el chocolate, nata, arroz inflado y mantequilla Lurpak tradicional, ¿te animas con este dulce navideño este año? Sigue el paso a paso de la receta con el cocinero Mario Sandoval.

coca catalana
Ensaladas, legumbres y verduras

Coca catalana

Esta deliciosa receta de coca catalana o coca de verduras es además un plato muy saludable y ligero. Aprende a preparar esta sabrosa receta y sorprende a tus familiares y amigos.