Salmon-blog


Dicen que a veces lo distinto resulta estético al romper con lo estándar o mayoritario, de ahí por ejemplo que las personas nórdicas triunfen estéticamente en los países más cálidos y viceversa. Y esto sucede no sólo geográficamente, sino también históricamente. Hasta hace largas décadas, tener algunos kilos de más parecía bien visto, incluso estético en una sociedad donde los alimentos eran escasos. Hoy, con una sobreabundancia de dulces, azúcares, comida rápida y un sinfín de alimentos en las antípodas de lo saludable, sucede justo lo contrario. La omnipresencia de calorías perjudiciales y que engordan hacen más meritorio mantenerse delgado o, cuanto menos, alejados del sobrepeso.

Existiendo muchas dietas, tanto sensatas y equilibradas como otras cuestionables y aun descabelladas, yo te propongo considerar los siguientes alimentos y un hábito saludable para incluir en tu estilo de vida:

1.- Salmón

Entre los muchos nutrientes que contiene el salmón, es inevitable reconocer que el que mayor celebridad tiene es el Omega 3. Estas grasas saludables no sólo protegen nuestro corazón sino también nuestra línea. Un estudio australiano halló que el consumo de ácidos grasos Omega 3 aumenta los beneficios del ejercicio en la reducción de sobrepeso. Entre otras cosas, el Omega 3 mejora la sensibilidad a la insulina, lo cual es clave para un buen metabolismo.

2.- Chili

Quizás no sea un secreto que el chili no sólo estimula el sabor de tus platos sino también el metabolismo. Y no solamente eso, pues un estudio británico concluyó que el chili reduce el hambre y produce otro efecto cuanto menos curioso: induce a pensar a las personas que las comidas contienen más grasa que la que realmente tienen.

3.- Té verde

Entre los muchos secretos de Oriente para una salud óptima y un peso adecuado, el té verde posee un lugar innegable. Y es que el té verde contiene antioxidantes que activan una enzima que reduce los triglicéridos (y nuestra grasa corporal tiene forma de triglicéridos). El té verde y las infusiones debemos tomarlas entre comidas o antes de ellas.

4.- Kéfir

Un muy reciente estudio canadiense de enero de este año halló que los probióticos que se encuentran en el kéfir o el yogurt pueden ayudar a las mujeres a mantener a raya el exceso de peso. La clave parece estar en las acciones que las bifidobacterias ejercen en el intestino, y no debemos olvidar que en el intestino se producen hormonas que regulan la sensación de hambre y apetito.

5.- Arándanos

Según los estudios animales, los arándanos son un alimento que considerar a la hora de combatir la grasa abdominal. La razón de sus beneficios parece residir en que mejora los niveles de glucosa y la utilización de la misma. Además nos llevaremos como añadido nada desdeñable un contenido en antioxidantes francamente extraordinario.

Un hábito: Dormir bien

Desde que la ciencia analiza el problema del sobrepeso desde el punto de vista hormonal, el aspecto del sueño ha captado la atención de los científicos. Son múltiples los estudios que han asociado de manera constante la falta de sueño con el problema del sobrepeso. Se cree que la falta de sueño nos desequilibra hormonalmente de manera que repercute en un mayor apetito y menor sensación de saciedad. Consideremos por ejemplo la hormona del sueño: la melatonina. Ésta favorece que el cuerpo pueda acceder a la grasa acumulada como fuente de energía, y si no dormimos bien –o tenemos un horario de sueño desajustado- no segregamos suficiente melatonina.

Aunque la necesidad de sueño varía ligeramente entre personas y tiende a reducirse muy paulatinamente con la edad, lo ideal es dormir al menos 7 horas diarias en horario nocturno.

Y al final podemos reiterar lo que ya deberíamos saber: si tratamos bien nuestro cuerpo por dentro, éste nos devolverá el resultado por fuera.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.