aftersun-


Días libres para dar rienda suelta a nuestras aficiones, viajes, lugares nuevos y esa liberación de culpa por saltarse –merecidamente- algunos días la dieta. ¿Quién puede no disfrutar el verano? Esas horas de playa o piscina parecen igualmente ser aliados de nuestro bienestar. Al igual que el Sol, el cual sin embargo puede pasar de ser nuestro mejor amigo a nuestro peor enemigo si no sabemos tratar bien con él. Así que hemos de tomar todas las medidas para que sea lo primero, no lo segundo. Aparte de usar un adecuado protector solar en verano, también debemos tener en cuenta alimentos perfectos para el verano.

Pero del mismo modo que nunca es demasiado pronto para evitar problemas con el Sol, casi nunca es demasiado tarde para ponernos a reparar posibles agresiones solares. Y es que el ‘after sun’, para qué negarlo, también se sirve a la mesa.

–        Cítricos

Los cítricos por un lado son muy ricos en vitamina C, una vitamina esencial para la formación del colágeno, la cual se ve comprometida cuando nos vemos agredidos por el Sol. Pero no sólo eso, puesto que los cítricos contienen un compuesto llamado limonene que protege las células de la piel y reduce por ejemplo la incidencia de carcinoma cutáneo.

–        Guindillas

Un componente de las guindillas, la capsaicina, es empleado para reducir la inflamación aplicada tópicamente. Parece además que mitiga daños generados por la radiación ultravioleta. Y no lo olvidemos, la inflamación es también uno de esos efectos no deseados del daño solar.

–        Té verde

Aunque había ya mencionado con anterioridad el té verde como una excelente bebida durante el verano, también es un excelente refresco post-solar. Todo se debe a su contenido en ácido tánico, que ayuda a reducir el dolor que genera la quemadura solar. En este sentido, la vía oral como la tópica se refuerzan para este propósito.

–        Fresas

Pocos lo saben, pero las fresas no son sólo un regalo de la naturaleza para el paladar. También lo son para la piel, puesto que las fresas pueden ayudar a aportar un alivio natural a la quemadura solar.

–        Caléndula

Cuando tomamos té de caléndula calmamos nuestros tejidos digestivos. Si hacemos lo propio y la aplicamos sobre la piel, calmamos nuestra epidermis ante cualquier posible agresión solar. En realidad sirve para cualquier quemadura, la solar incluida.

–        Otros alimentos que aplicar sobre la piel agredida

Si la caléndula es un perfecto candidato para aplicar sobre la piel en forma de infusión, por suerte hay competencia en el mundo de los alimentos para lograr este alivio por vía tópica o directa sobre la piel. Claramente recomendaría el aloe vera o el agua remojada en lechuga y pepino (los dos últimos aumentan los niveles de hidratación tan comprometidos cuando nos quemamos).

Por supuesto, si tu piel se ve agredida por el Sol deberás tomar estas medidas naturales junto con otras más habituales.

En cualquiera de los casos, el no quemarse por el Sol no es excusa para dejar de dar a nuestro cuerpo un buen tratamiento post-solar. Igual que debemos cuidar de manera específica nuestro cuerpo después de la práctica deportiva aunque no nos hagamos un esguince. El símil nos puede dar una idea de que no hay pretextos para dejar de tratar a nuestro cuerpo como se merece. Naturalmente.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.