Colesterol

A la hora de hablar de la enfermedad y problemas cardiovasculares, discutir la importancia del colesterol frente a la de los triglicéridos es poner sobre la mesa precisamente la gran discusión científica del último siglo sobre la enfermedad cardiovascular a cuenta de la dieta. Dicho claramente, el colesterol ha sido y es el arma arrojadiza favorita de aquéllos que sostienen la teoría que se traduce por la recomendación de las dietas bajas en grasa; mientras en el bando contrario, la por desgracia ampliamente marginada teoría de los carbohidratos ha esgrimido la relevancia de los triglicéridos dentro de este debate. No hay pues que ser agudo, entonces, para adivinar que mientras las grasas –básicamente las saturadas- han sido responsabilizadas por aumentar los niveles de colesterol, esto mismo ha sucedido con los carbohidratos a la hora de buscar responsables por los triglicéridos elevados. Colesterol versus triglicéridos traduce en el mundo de los lípidos, por tanto, el enfrentamiento grasas versus carbohidratos.

Corrían los años 50 cuando John William Gofman descubría las llamadas lipoproteínas, coloquialmente denominadas subtipos de colesterol (LDL, HDL, VLDL). Aquello sería el inicio para que Ancel Keys, el mayor rey antigrasas y lipofóbico de todos los tiempos, redujera su enemistad a sólo las grasas saturadas, ya que en los 70 él mismo admitía que el HDL aumentaba ante ciertas grasas básicamente vegetales (las llamadas monoinsaturadas como la de la oliva). Pero por desgracia para la teoría de Keys, el propio Gofman reconocía que los carbohidratos eran más reseñables que la grasa para explicar los aumentos del colesterol VLDL (mucho más vinculado con problemas cardiovasculares que el llamado ‘malo’ LDL).

Pero Keys encontraría a sus mayores enemigos a quienes sostenían el problema principal de los triglicéridos altos. Uno destacado fue sin duda Peter Ahrens que estudiaba los triglicéridos al tiempo que Gofman los subtipos de colesterol. Ahrens concluyó que sin lugar a dudas eran los carbohidratos, y no las grasas, las inductoras de triglicéridos altos. La tarea de demostrar que éste era mucho mayor villano cardiovascular que el colesterol fue llevada a cabo a comienzos de los 60 por científicos como Margaret Albrink, que habían tomado el testigo de Ahrens. Y aunque estos trabajos fueron corroborados por otros científicos norteamericanos, fue finalmente en los años 70 cuando otros del resto del mundo añadirían evidencia a las primeras intuiciones de Ahrens: los triglicéridos altos son comunes en los enfermos cardiovasculares, mientras el colesterol alto no necesariamente. Y eran los carbohidratos, y no las grasas, los principales sospechosos en la dieta.

Sin embargo, a pesar de las evidencias en contra, el mito del colesterol ya se había extendido como la pólvora para los años 70 y los críticos que hablaban de carbohidratos y triglicéridos tuvieron serios problemas en hacerse oír. En primer lugar, no eran muchos, en segundo, la teoría de y contra el colesterol aunque científicamente no muy consistente fue comercialmente vendida de un modo envidiable. Por si fuera poco, medir los triglicéridos no era tan sencillo como hacer lo propio con el colesterol. Las nubes negras de los 70 y 80, llenas de colesterol, ensombrecieron el gran trabajo de científicos que luchaban por la verdad y, con ello, ocultaron el problema central de los triglicéridos que iba de la mano, en la mesa, de los carbohidratos. Mientras Keys y sus acólitos grasofóbicos se veían vencedores, la manteca, mantequilla, nata y tantos otros productos ricos en grasa animales fueron cabezas de turco de una contienda que, aunque cuanto menos confusa en los laboratorios, parecía saldada ante la opinión pública. Por desgracia, con consecuencias no deseadas en forma de desinformación y pérdida de estándares de salud que arrastramos hasta hoy.

9 Comentarios
  1. patrocinio

    | Responder

    el articulo me parece duro, pero es lo que hay, en mi caso yo le creo, y es muy dificil, rebajar los niveles, en lo unico que me paso de la dieta es el queso, pero me puede
    gracias por vuestra informacion

    • Natalia Berger

      | Responder

      Una buena salud se basa en el equilibrio. ¡Come queso de vez en cuando si te gusta! Además el queso posee muchas otras propiedades positivas. No olvides aquello que ya decían las abuelas: “de todo un poco y de nada mucho”

    • Kasturi

      | Responder

      La idea de perder grasa y ganar mfasculo es con la que muohcs hombres sof1amos y para la cual tantas horas pasamos en el gimnasio levantando pesas y de1ndole caf1a a la bicicleta. Pero sin una buena dieta, es imposible alcanzar nuestros objetivos.La mayoreda de las dietas que pretenden reducir la grasa al mismo tiempo que aumentamos la masa muscular tienen grandes desventajas por el hecho de no ser dietas equilibradas y pueden acarrear efectos negativos en nuestra salud, es el caso de las dietas cetogenicas o aquellas que pretenden reducir dre1sticamente la ingesta de carbohidratos.Sin embargo, si la reduccif3n de los carbohidratos la hacemos de una forma controlada y adecuada a nuestra rutina de ejercicios, podemos alcanzar nuestros objetivos de una forma eficiente y sin llevar a cavo dietas extremas que pueden provocar problemas de salud.

  2. Ignacio

    | Responder

    Pero al final, simplificando quizás en exceso, ¿qué es peor?, ¿Tener altos los trigliceridos o el colesterol?
    Gracias por la atención.

    • Sandip

      | Responder

      Hola a todos, os cuento mi caso por si a aieulgn le puede servir de ayuda y desea comentar algo o bien pueda ayudarme a med con algfan consejo.Tengo 53 af1itos, mido 1,80 y hace 8 meses pesaba 125 kilos. En estos momentos peso 95, o sea..30 kilos menos y voy a llegar hasta adelgazar los 35 kilosMi constitucif3n es grande, haceda mucho ejercicio (Ciclismo, gimnasio, esqued, montaf1ismo, etc ) y vida sana. A raedz de que hace unos cuantos af1os me abandone9 a mi mismo pues.. el resultado es que llegue9 a los 125 kilos, fumaba, alguna copa de mas y en fin.. un desastre.En estos momento no fumo, y solo bebo agua, y vino tinto (los fines de semana)Como lo hice? Pues ante todo estar totalmente mentalizado. Bajar 5 kilos mas o menos es fe1cil, pero bajar me1s de 30 ya no es tan fe1cil. Habeda hecho una o dos veces, dietas milagrosas, incluso con un endocrino que me mando una tabla de alimentacif3n basada en bajo consumo de caloredas y claro.. adelgace9 unos cuantos kilos que volved a coger, incrementados.Hasta que al fin me puse en manos de un sicf3logo-nutricionista y la cosa fue totalmente distinta.He aprendido a controlar mi mente y mi nutricif3n. Cada cuerpo es distinto, y he tenido que aprender cosas sobre metabolismo, hormonas, proteednas, carbohidratos, etc.etc. La verdad que es un tema que me enganchf3, y disfruto leyendo libros sobre las distintas teoredas de adelgazar, sobre metabolismo, y de la repercusif3n en mi cuerpo de los distintos alimentos.Be1sicamente se trata de que haciendo diversos “experimentos” alimenticios descubrir que es lo que mejor me sienta, para estar bien y no aumentar el peso de mi grasa. Todo esto obviamente guiado por mi nutricionista.Una vez baje9 los primeros 12 kilos (antes no me dejf3 ir el nutricionista) empece9 a ir al Gym. Be1sicamente solo cardio, y muy poca musculacif3n. Cardio moderado, controlando el tema de las pulsaciones para logar el rendimiento optimo de quema de grasas. El resultado fue genial.No me considero ningfan profesional en el tema, pero si he aprendido muchas cosas totalmente desconocidas. Si a aieulgn le puede interesar y quiere algfan consejo en concreto puede dejar la pregunta en el foro. Tambie9n por favor, que aieulgn deje consejos que puedan beneficiarnos a todos. GRACIAS

      • Natalia Berger

        | Responder

        Nos alegra tu éxito con la pérdida de peso. Todo esfuerzo tiene su recompensa :-)

  3. Ignacio

    | Responder

    Creo que el artículo lo deja claro…….. ¡leere con más atención la próxima vez!, ¡sorry!

    • Peter

      | Responder

      Saludos Cordiales:He cifrado todas mis esearanzps en su articulo porque despues de haber perdido 30 Kilos en cuatro af1os, por casi un af1o he tratado de bajar el % de grasa (29%) y no lo logro porque la perdida de musculo siempre es muy superior.Ahora tengo 45 af1os peso 80 Kilos mi altura es de 165cm Biotipo endomorfo.Quisiera que me ayudara a seleccionar los dias de alto medio y bajo carbo. mis rutinas de ejercios son asi:LUNES 5:00AM Spinning a intervalos de alta intencidad 30 Min, 320 CaloriasMARTES 6:00PM Musculacif3n; Pecho, Hombros, Espalda y Brazos.MIERCOLES 5:00 AM Spinning a intervalos de alta intensidad, 30 Min, 320 Calorias.JUEVES 6:00PM Musculacif3n; Cuadriceps, Flexores de Piernas y pantorrillas.Viernes 5:00AM Spinning a Intervalos de alta intensidad, 30 Min, 320 Calorias.Sabado 7:00AM 8 Kilometros de caminata rapida (eventual)

      • Natalia Berger

        | Responder

        Si haces todo ese ejercicio y no logras perder la grasa, no creo que desde aquí podamos darte una ayuda de calidad. Te recomendamos que te pongas en manos de un experto, que estudie tu caso en profundidad y diseñe dieta y rutina especialmente pensada para ti y tus particularidades.
        Un saludo y mucha suerte!

Deja tu comentario